AGENDA
09/07
Los tres pedidos de Montenegro al Concejo que aún no avanzaron
La erradicación de la tracción a sangre, la modernización del Parque Industrial y la creación de un Polo Tecnológico todavía no tuvieron debate parlamentario ni un proyecto que los contenga. En qué consisten.

El pasado 2 de marzo, el intendente Guillermo Montenegro realizó 8 pedidos al Concejo Deliberante, delineando lo que sería la agenda legislativa de un año que quedó atravesado por la pandemia del coronavirus.

A pesar de ello, el Legislativo paulatinamente retomó sus discusiones y comenzó a darle lugar a las solicitudes del intendente. Ya han avanzado 5 de ellas.

 La reforma de la TSU y el programa “Compre Marplatense” comenzaron a debatirse la semana pasada en Hacienda y Promoción y Desarrollo, respectivamente.

Por su parte, hace poco más de un mes, el edil Agustín Neme presentó el proyecto para la regulación de la actividad de los cuidacoches, aunque luego la concejala kirchnerista, Sol de la Torre, elevó otro con distintas características, y ambos aún no tuvieron giro a comisión. En tanto, el Régimen Especial para agilizar la apertura de comercios fue presentado también la semana pasada por el Ejecutivo, y se debatió por primera vez este martes, en Obras, donde se aprobó. En tanto, la Patrulla Municipal, ya se encuentra operativa en la comuna.

Sin embargo, aún quedan pendientes 3 iniciativas propuestas por el Ejecutivo. Una de ellas es la erradicación de la tracción a sangre. “Luego de dialogar con las asociaciones de protección animal, nuestra intención es que en este Recinto se discuta acerca de la necesidad de erradicar la tracción a sangre donde también les pediré que den el debate necesario”, manifestó el 2 de marzo Montenegro.

En relación a la iniciativa, hay un antecedente que data del 2015. Se trata de un proyecto del ex concejal Mario Rodríguez (UCR), quien proponía eliminar “gradualmente” esta práctica en la ciudad. Bajo un “Programa Integral de Transición hacia la Erradicación de Tracción a Sangre Animal en el Partido de General Pueyrredon”, el legislador propuso establecer un período de un año, a partir de la sanción de la norma, para que se realice un registro de animales utilizados para la recolección informal de residuos y para la entrega de la Libreta Sanitaria. 

Por su parte, el alcalde también planteó la necesidad de mejorar el Parque Industrial. “Hay que mejorarlo, sobre todo, en infraestructura. Esto va a generar la llegada de nuevas empresas, con la suma de empleos que esto significa. Esa es la clave: lograr una interacción entre lo público y lo privado para que el parque tenga mayor cantidad de servicios, y así estar a la altura de las necesidades de las empresas que se quieren radicar en la ciudad. Más del 95% de las firmas del lugar son marplatenses. Desde el Municipio tenemos que trabajar en los servicios, mejores conexiones y hacer un mejor ingreso al complejo”, aseguró Montenegro a este medio.




El tema fue retomado en las últimas semanas por el titular de Desarrollo Productivo, Fernando Muro, quien explicó: "Antes de la crisis del Covid hubo una presentación de un grupo inversor para culminar las obras del Parque Industrial. Ese expediente ha avanzado y está teniendo novedades estos días. Se va a evaluar la propuesta y, lógicamente, después habrá un llamado a licitación. La ampliación sirve para que haya más industrias y más trabajo, se podrán generar 4 mil puestos de trabajo nuevos en Mar del Plata”.

En principio, la iniciativa presentada contempla un desembolso que superaría los mil millones de pesos, con la posibilidad de que se radiquen unas 30 empresas más en el predio a partir de la urbanización de lotes que se encuentran actualmente adjudicados, pero sin infraestructura de servicios.

 Por último, se aguarda el tratamiento para que la comuna sea una “Ciudad del Conocimiento”. “Más de 80 empresas de software, junto a las universidades locales, quieren desarrollar esta iniciativa y nosotros vamos a estar a su lado para dar ese impulso. Todo esto porque es un sector que necesita ser explotado para generar empleo genuino y de calidad”, señaló Montenegro en el Recinto.

 El proyecto busca generar un espacio interdisciplinario, conformado por las universidades locales, representantes de empresas de la industria del software y emprendendores, entre otros. El objetivo central es fomentar la economía del conocimiento a través del fortalecimiento del rubro, es decir, de las empresas ligadas a las TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación), en busca de cambiar la matriz productiva de la ciudad. 

 Desde el Municipio entienden que es una posibilidad para atraer a unas 80 empresas del rubro a Mar del Plata, en un trabajo coordinado con las universidades locales para la formación de profesionales y la posterior inserción en el mercado laboral.