ECONOMIA
22/09
El reclamo por la coparticipación
La ciudad ocupa los últimos puestos en los fondos de Provincia por habitante. Montenegro entiende que es un “disparate” y quiere mejorar los números para el año que viene

Mar del Plata se siente discriminada. Prácticamente, todos los sectores políticos coinciden en lo subvaluado que está el Coeficiente Único de Distribución (CUD), ese que indica qué parte de la torta de la coparticipación le toca a cada uno de los 135 municipios bonaerenses. Y cuando el gobierno comunal no está alineado a La Plata, ese reclamo histórico retumba aún más.

El eje, ya había sido pautado por el intendente Guillermo Montenegro como uno de los elementos centrales de su agenda a comienzos de año, en el marco de unas cuentas municipales con demasiadas celdas en rojo. El derrumbe de la recaudación a causa del impacto económico de la pandemia no hizo más que profundizar la necesidad.

A pesar de ser el tercer distrito más poblado en la Provincia, General Pueyrredon se ubica sexto en el reparto de fondos en términos nominales, detrás de La Matanza, Merlo, Malvinas Argentinas, La Plata y Lomas de Zamora. Pero si se analiza el promedio por habitante ocupa un puesto sumamente rezagado: el 132 entre los 135 municipios bonaerenses. Este año se recibieron apenas $2.343 por residente.

“De acuerdo al último censo tenemos 620.000 habitantes. Estamos casi últimos en la tabla: aportamos el 5% y nos toca el 2,5%. Esto merece una discusión real”, reclamó el jefe comunal semanas atrás. Y agregó en tal sentido: “Este es el disparate que estamos viendo en estos momentos. Nos preguntamos cómo se distribuye la coparticipación, porque a nosotros nos deja muy mal parados”.

En el Ejecutivo están convencidos de la discriminación que sufre desde hace décadas el Municipio en relación con la coparticipación y, ante esta situación, ya tomaron cartas en el asunto. En junio, Montenegro creó una comisión para “el seguimiento de las estadísticas coparticipables” con la finalidad de engrosar el CUD asignado a General Pueyrredon, que apenas supera el 2,25% y bajó 5,5% en comparación al 2019, de cara al próximo ejercicio fiscal.

Ahora, bien, ¿cómo está compuesto el CUD? De acuerdo a la ley 10.559, se compone de tres ítems. En primer lugar, un 60% corresponde al Régimen General, en el que se tiene en cuenta la población, superficie y capacidad tributaria de los habitantes de cada distrito. En segundo lugar, un 37% proviene del Régimen de Salud, a dividir entre los municipios que posean establecimientos para la atención de pacientes -con o sin intención- pero en proporción directa entre las siguientes variables: perfil de complejidad, número de camas y factor de ocupación.

En este apartado es donde pierde Mar del Plata, al ser la ciudad más importante de la Quinta sección electoral, a la cual recurren personas de 15 distritos aledaños a atenderse en los dos hospitales de la Región Sanitaria VIII. Por último, un 5% está representado por el Régimen de Acción Social, es decir, servicios sociales transferidos.

En definitiva, el detalle de estos números es lo que el intendente Montenegro quiere analizar y mejorar con la mira puesta en el 2021. Una tesitura que, aunque con matices, ha sido acompañada por la oposición en el Concejo Deliberante, que, también, en el último tiempo se ha hecho eco.

 

Población estacional: el otro plus para mejorar el índice de reparto

Al igual que en los municipios de Pinamar, La Costa, Monte Hermoso y Villa Gesell, General Pueyrredon pretende que también se le considere la población estacional para determinar la población total, en tanto ítem central para determinar las transferencias que vienen desde Provincia.

Actualmente, para todos los distritos rigen los números del censo 2010, que determinó 618.989 habitantes en la Comuna: un cómputo demográfico donde se excluye a propietarios no residentes  y turistas. En el caso de los otros distritos costeros mencionados, según el artículo 1° de la ley 10.559, que estableció los coeficientes de coparticipación, se les suma una “doceava parte del caudal turístico receptado a lo largo del año base”, según los datos de la Subsecretaría de Turismo de Gobernación.

De acuerdo al Emtur (Ente Municipal de Turismo), el último verano, la ciudad recibió 3,5 millones de visitantes, por lo que, de aplicarse el criterio de población estacional, permitiría un incremento de la población contemplada para el CUD en casi 300.000 habitantes, un 50% de los censados en 2010. ¿Se agregará este ítem a favor de Mar del Plata?



La postura del Frente de Todos

Si bien desde el kirchnerismo se niegan a hablar de “discriminación” hacia Mar del Plata, Marcos Gutiérrez, el jefe del bloque, reconoció que “no está de acuerdo” en los criterios empleados para la coparticipación.            

 

El gobierno se bajó de la discusión por los fondos de CABA

En lo que ha sido uno de los grandes temas de las últimas semanas, el Ejecutivo municipal decidió correrse de la discusión por el “derrame” de los $35.000 millones que pasarán de CABA a Provincia tras la decisión del presidente Alberto Fernández de quitarle al gobierno de Rodríguez Larreta casi el 1% (del 3,5% al 2,32%) de la coparticipación nacional.

“No vamos a tener ninguna discusión sin previsibilidad. El problema de la coparticipación en Mar del Plata es estructural. Aparte, no confiamos en que esos fondos se repartan entre los municipios, y la decisión no está firme, porque se recurrió a la Suprema Corte”, planteó un funcionario de primera línea del gabinete municipal, a diferencia de lo expresado por otros mandatarios bonaerenses, que pidieron repartir los fondos en conflicto.

Asimismo, por más que las arcas locales necesiten auxilio -hasta el momento se estima una caída del 23% en la recaudación del 2020-, si ese dinero se repartiera, tampoco cambiaría la ecuación económica del Municipio. “No vamos a discutir por menos de $100 millones”, esgrimió la fuente cercana a Montenegro.

Es que si se aplicara el CUD, a la ciudad llegarían poco menos de $80 millones del dinero que se le quitó a CABA. Un monto escaso con relación al reclamo estructural que pretende impulsar el intendente de General Pueyrredon.

 

El Concejo se suma al debate

El Legislativo aprobó en agosto, por unanimidad, la implementación del “Diálogo por la Equidad en la Coparticipación”, unas jornadas para impulsar “estrategias superadoras por la discriminación que sufre en materia de coparticipación” la ciudad. La propuesta apunta a una modalidad semipresencial, con la citación no sólo de funcionarios locales y ediles, sino también de especialistas, ONG, legisladores provinciales y representantes del Ministerio de Economía provincial.