PROYECTO
15/10
Boleto combinado, estaciones de transbordo e intercambiadores, las novedades para la licitación del transporte público
El gobierno presentó el auspicioso proyecto del Servicio Integrado de Transporte Urbano. Tendrá vigencia por 20 años y habrá un concesionario distinto para cada uno de los tres grupos de líneas.

El gobierno de Guillermo Montenegro presentó esta mañana el nuevo sistema de transporte que se pretende implementar a partir del llamado a Licitación Pública Internacional para renovar los contratos vigentes que vencen en mayo del próximo año.

La propuesta presentada por el subsecretario de Movilidad Urbana, Danta Galván, presenta importantes novedades como la implementación del boleto combinado y líneas rápidas, y la construcción de tres estaciones de transbordo y dos intercambiadores. La concesión tendrá una duración de 20 años y prevé la implementación de tres grupos de líneas, cada uno de los cuales estará a cargo de distintos concesionarios.

Mediante una teleconferencia, Galván destacó el proceso participativo para la elaboración del proyecto, del cual participaron diversas instituciones sociales como así también la oposición. “El sistema tiene que venir a satisfacer al usuario, el sistema actual tiene deudas” reconoció el funcionario, que además agregó que el Sistema Integrado de Transporte Urbano (SITU) también debe “servir como un factor de desarrollo”.

En cuanto al boleto combinado, Galván, indicó que “el nuevo sistema contempla que el pasajero acceda a un boleto que le permita combinar con un colectivo de otra línea dentro de los 75 minutos”.

El sistema incorpora “líneas rápidas que son directas, con buena frecuencia y paradas cada cuatrocientos metros. Por otro lado, en las líneas que conectan con los barrios, los centros de salud, escuelas y lugares de trabajo, las paradas se distanciarán a trescientos metros”.

Con la puesta en marcha del SITU se agregará una nueva línea llamada Anular, pensada para que las combinaciones sean más eficaces. “Va a tener muy buena frecuencia, estará íntegramente formada por colectivos de piso bajo, que es una de las grandes demandas de las personas con movilidad reducida, y se impulsará la incorporación gradual de unidades con energías limpias”.
 

 

“Esta línea romperá definitivamente con una de las características históricas del sistema actual, que independientemente del origen y destino del viaje, exige que los pasajeros deban para por el microcentro, ya que circulará por las avenidas Constitución, A. Alió, Juan B. Justo y el Boulevard Marítimo, uniendo las tres estaciones y lugares de gran interés para los vecinos”, dijo el titular de Movilidad.

Además, informó que “también se destaca la inclusión de las líneas urbanas de la ciudad de Batán y Sierras de los Padres, que le permitirán al vecino hacer los viajes cercanos con tarifa plana”.

 

Estaciones e intercambiadores

El proyecto contempla la creación de tres estaciones de transbordo, la Regional, Puerto y Libertad, que permitirán ampliar la conectividad. Cada una tendrá una dimensión de una hectárea al estilo de nave industrial donde se podrán combinar distintas líneas de colectivos, como así también contar con una zona de servicios, tanto para la carga de SUBA como para servicios municipales. Asimismo, tendrán una perspectiva intermodal que permitirá el estacionamiento de bicicletas.

“Desde las terminales, los vecinos tendrán acceso a casi cualquier lugar del partido con las líneas rápidas y la posibilidad de combinar. Desde el punto de vista de la llegada a los distintos lugres del partido, será como pararse en el casino donde encontramos la línea que necesitamos para llegar a distintos destinos. En definitiva, buscamos replicar esa situación de accesibilidad al territorio que hoy sólo se da en el centro, en las zonas del Puerto, el Hospital Regional y el Barrio Libertad y zona Oeste, pero con estaciones cerradas e intercambiadores seguros”, sostuvo Galván.

Por otro lado, se crearán dos intercambiadores en Luro y 180 y en el Museo MAR. Estos serán espacios abiertos, equipados con paradas, señalizados y con carril preferencias para los buses.

Por último, el SITU establece una serie de cursos de capacitación para los choferes que estarán basados en la inclusión y versarán sobre temas como perspectiva de género y buenas prácticas de trato a personas con discapacidad, conducción segura y responsable, entre otros.

“La idea generadora del SITU es que el transporte público comience a ser una opción válida de movilidad para todos y todas las vecinas y permita que paulatinamente nuestra ciudad abandone su estructura actual, dominada por el uso del auto particular (con todos los perjuicios que eso produce en cuanto a contaminación, congestión, siniestralidad vial, etc), hacia sistemas más sustentables basados en la interrelación entre el transporte público y los sistemas de movilidad en bici o a pie, que permitirían acceder a una ciudad más amigables y justa. Como nos gusta decir, tener una ciudad más conectada en la que sus oportunidades estén a un boleto de distancia”, concluyó Galván.