EN EL DEBE
20/11
La auditoría sobre la gestión Sáenz Saralegui, la gran ausente de la jornada
Bordaisco cuestionó en varias oportunidades a su antecesor, aunque no dio precisiones sobre el dilatado informe. La oposición también se expresó sobre el tema.

A poco de cumplirse un año del cambio de gestión en el Concejo Deliberante, su actual titular, Ariel Bordaisco, no escatimó en cuestionamientos a su antecesor, Guillermo Saénz Saralegui, por el legado dejado. Quejas por el “proceso anterior de mucho de desorden”, por la falta de inversión en infraestructura y por la sobrejecución presupuestaria en 2019 constituyeron el combo referenciado por el también presidente de la UCR marplatense.

Muchos de esos aspectos precisamente son los que esperan salir a la luz en detalle en la auditoría que el propio Bordaisco impulsó a poco de asumir la presidencia, pero que a once meses aún se desconoce. La oposición, muy afilada en los cuestionamientos al Presupuesto 2021, tampoco hizo referencias a la situación, pese a que por momentos el debate de más de dos horas tuvo condimentos propios de una Rendición de Cuentas sobre lo actuado en 2020.

Anunciada a fines de diciembre, la auditoría busca analizar y determinar la situación patrimonial, de infraestructura y personal, entre otras aristas, del Departamento Deliberativo en el período 2015-2019. El objetivo es dar cuenta de cómo se manejaron los fondos en esos años y, en efecto, desde “qué punto de partida” asumió la nueva conducción.

Vale recordar que la situación presupuestaria estuvo en el ojo de la tormenta durante el año pasado, y fue uno de los desencadenantes de la partida del ex titular de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, en septiembre de 2019. Debido a esta situación, el Ejecutivo debió efectuar un “rescate” por más de $95 millones para abonar el sueldo del personal del Concejo entre octubre y diciembre pasados.

Sin embargo y a pesar del anuncio los meses pasan y nada de lo expuesto fue dado a conocer públicamente. Según supo este medio, en un principio, la auditoría se iba a presentar luego del debate del presupuesto 2020, a mediados de febrero. Después, a comienzos de marzo. El Covid-19 interrumpió los planes y desde la presidencia del Concejo deslizaron que la misma se daría a conocer a la par del informe del estado de ejecución presupuestaria de los gastos del Concejo Deliberante.

Asumido en funciones el pasado 9 de diciembre, hace más de 11 meses, nada de lo que expuso Bordaisco prosperó aún. Vale destacar que el informe sobre la situación presupuestaria fue “el otro nivel de transformación” en cuanto a la “transparencia” que se pretendió impulsar con bombos y platillos.