POLÉMICA
22/02
Concurso en Desarrollo Social: tras las impugnaciones, expectativa por la respuesta del sindicato de municipales
Un total de 6 participantes se opusieron al resultado que benefició a un agente que habría sido puesto “a dedo” por la conducción de la Secretaría. Ahora buscarán la intervención del STM.

El concurso para cubrir el cargo de jefe de Departamento de Asistencia Crítica y Urgencias Sociales, bajo la órbita de la Secretaría que conduce Verónica Hourquebié, continúa en el ojo de la tormenta.

Tal como informó este medio, el mismo se llevó a cabo el pasado 5 de febrero. Se trata de un puesto ligado a la atención de personas en situación de calle y a la cobertura de emergencias en caso de, por ejemplo, evacuaciones.

De acuerdo a lo certificado en el acta, el ganador tras el examen oral fue Gerardo Micas. Sin embargo, el empleado municipal habría sido puesto “a dedo” por influencia de Hourquebié, la titular de Desarrollo Social, y, principalmente, de Roberto Ortea, funcionario a cargo del Departamento de Control de Gestión y Suministros, además de haber sido miembro del jurado del concurso.

El repudio caló hondo en los pasillos del Palacio Municipal. Según supo este medio, 6 de los 9 concursantes presentaron impugnaciones la semana pasada, en desacuerdo con el resultado final y la transparencia de la instancia evaluativa. 

En la misma línea se expresó, de acuerdo a las actas, el veedor del concurso, que pertenece al Sindicato de Trabajadores Municipales (STM). Si bien aseguró que hubo “transparencia”, se mostró en disconformidad con “el resultado otorgado a los participantes en la entrevista personal”, la última instancia de evaluación luego de la etapa escrita y de la presentación de un plan de trabajo. 

Fuentes dentro del Municipio aseguran que justamente el plan de trabajo presentado por Micas “no innovaba”, sino que era una mera repetición de esquemas anteriores, sumado a su poca experiencia dentro del programa para personas en situación de calle. A pesar de ello, fue beneficiado con calificaciones altas.

“Se ve una preferencia por parte del jurado para que uno de los postulantes se hiciera con el cargo. Se designó a una persona ‘a dedo’, que carece de antigüedad y experiencia en el tema. Además, hay una amistad conocida entre Ortea y Micas, ambos eran de la Juventud Radical”, apuntaron desde la municipalidad.

Y agregaron: “Llama la atención que haya puntajes tan bajos. Micas no cuenta con experiencia en el área, ¿cómo puede estar mejor calificado que otros profesionales que llevan décadas en la materia? Sentimos que se metió la interna radical, Ortea buscaba a alguien que respondiera a él”.

 En contrapartida, en la respuesta del jurado frente a las impugnaciones se niegan los planteos realizados por los concursantes, descartando la posibilidad de llamar nuevamente a concurso. 

De esta manera, los empleados municipales que se sienten damnificados se asesoraron con abogados y le darán curso al sindicato para que estudie los pasos a seguir, con la idea firme de que se vuelva a hacer el concurso. En principio, el STM inició hoy un expediente solicitando la anulación del mismo.

Vale recordar que Micas, entre sus antecedentes, trabajó en Inspección General y actualmente se desempeña en el área de provisión de Desarrollo Social-cobijado por Ortea- para aportar mercadería a los merenderos y comedores de la ciudad, entre otras funciones. 

Asimismo, desde el 2018 que el cargo que desató el conflicto estaba vacante. Hubo un intento de cubrirlo bajo la gestión de Patricia Leniz en Desarrollo Social, pero no prosperó.

Etiquetas / Tags
Municipio