REPERCUSIONES
07/04
Hermetismo en el Gobierno Municipal ante las nuevas restricciones
Montenegro y su equipo no se manifestaron sobre las medidas para mitigar los contagios. Si bien el grueso de las disposiciones están pensadas para los distritos de “alto riesgo epidemiológico”, el intendente aguardará a ver el detalle del DNU y las definiciones de Provincia para saber el impacto en la ciudad.

Si bien el anuncio fue hace instantes, desde el Ejecutivo local que conduce Guillermo Montenegro se mantiene un fuerte hermetismo en torno a las nuevas medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández para combatir la segunda ola del coronavirus.

La causa se debe a que el jefe comunal esperará las especificaciones del DNU de la Presidencia y las definiciones de Provincia al respecto. Es que el grueso del paquete de medidas anunciadas-excepto por la suspensión de los viajes grupales de egresados, de estudio y de grupos turísticos, que rige para todo el país- están planteadas para ciudades de “alto riesgo epidemiológico y sanitario”, condición que Mar del Plata, por el momento, no cumple: se encuentra en riesgo medio.

En consecuencia, la Gobernación tendrá la última palabra para decidir qué se puede y qué no. Las dudas se despejarán a partir de mañana, a las 9, momento en el que Axel Kicillof brindará una conferencia de prensa en la que detallará las disposiciones que regirán en el ámbito bonaerense.

Por su parte, desde el sector gastronómico ya abrieron el paraguas. A través de un comunicado, UTHGRA señaló que aguarda que el intendente “actúe con cuidado y con sensatez”, y que no acepte “en automático las medidas”. En efecto, llamaron a “analizar la situación particular de cada distrito”, lo que “permitiría a la ciudad poder prolongar su actividad económica”.

“Si se aplican las restricciones a la nocturnidad, a los bares gastronómicos les va a afectar. Habrá que ver si la gente ajusta los horarios y se acerca más temprano a los comercios. Es la misma tesitura que al inicio de la cuarentena”, agregó un empresario del rubro a este medio.

Sin manifestaciones públicas al respecto, ni desde su círculo cercano, el principal mensaje político de Montenegro fue su participación, hoy a la tarde, de un nuevo plenario del Grupo Dorrego, compuesto por intendentes del PRO que buscan ganar protagonismo en territorio bonaerense. En la reunión, los dirigentes cambiemitas acordaron solicitar a Provincia mayor intensidad y coordinación entre los municipios para acelerar los testeos: se estima que, en las últimas semanas, los mismos aumentaron un 60% en la ciudad.

En esa línea, se planteó algo que ya fue causa de enfrentamientos entre Zona Sanitaria VIII y la Comuna: una mayor injerencia en la aplicación de las vacunas, utilizando la infraestructura de las ciudades para acelerar el ritmo de inoculación. Además, entre otros ejes, se hizo hincapié en intensificar la comunicación acerca de la responsabilidad social e individual (para cuidar a los vecinos y evitar contagios) y se consideró esencial que el Estado se ocupe de preservar el máximo posible la actividad, el trabajo y la educación presencial.