TARIFA DEL TRANSPORTE
03/05
El Ejecutivo le pasó la pelota a los concejales: “Es Facultad del HCD fijar el aumento”
Intensa reunión de la Comisión de Movilidad Urbana entre ediles y la delegación del gobierno. Los funcionarios ratificaron que no proponen un boleto de $93. Comienza a cristalizarse la posibilidad de transferir la potestad a Montenegro.

En una reunión de una hora y media con fuertes debates en torno a la tarifa del transporte público de pasajeros, el gobierno se desligó de la responsabilidad y aseguró que “es facultad del Honorable Concejo Deliberante fijar el aumento”. Sin embargo, comienza a asomar la posibilidad que el órgano legislativo le pase la facultad al intendente.

Con la presencia del secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, y el subsecretario de Movilidad Urbana, Dante Galván; la delegación del Ejecutivo explicó que el estudio de costos que determinó un boleto de $93,69 es un cálculo meramente técnico en función de los parámetros del vigente Pliego de Bases y Condiciones, y que no representa una propuesta del gobierno de Guillermo Montenegro.

 “Al Ejecutivo no nos corresponde fijar la tarifa del transporte”, puntualizó Bonifatti, quien planteó que  la “facultad” es de los concejales, quienes son además los que solicitaron el estudio de costos tras el pedido de la CAMETAP de actualizar la tarifa a $96. “Cuando se nos solicitó el cálculo de la tarifa, lo que hacemos es aplicar la fórmula prevista en el Pliego, sin emitir una opinión al respecto. No es la voluntad del Ejecutivo que este sea el valor de la tarifa que paguen los usuarios”, amplió el secretario de Gobierno.

Por su parte, Galván dio una pormenorizada explicación técnica sobre por qué el estudio estableció un boleto de $93, 165% mayor del actual valor de $35. “Este cálculo está impactado totalmente por la pandemia”; justificó, para dar paso a los detalles.

En primer lugar, expuso la disminución de pasajeros, que cayó de los habituales $90 millones de boletos pagos anuales (más otros $15 millones gratuitos) a $27 millones de pasajeros que pagaron su boleto en el último año, una caída del 61%, con picos del 93% en los primeros meses de la pandemia.

En segundo lugar, puntualizó en la caída real de los subsidios al sector. Mientras que en mayo del año pasado –cuando se analizó el último aumento- eran de $975 millones, ahora se pasó a $1.043, un incremento del 6%, muy lejano al 36% de inflación acumulada en el año. Todo ello redundó en un tercer factor, el descenso del Índice de Pasajeros por Kilómetro (IPK): del 2,50 inicial se pasó a un actual 1,47. En contrapartida, el Ejecutivo reconoció una disminución de los kilómetros totales recorridos por las empresas, pasando de 35 millones a 19 millones, un 55%.

Con mayor o menor grado de efusividad, todos los concejales coincidieron en la inviabilidad de un incremento de la tarifa a $93 pesos. Horacio Taccone (Acción Marplatense), por caso, planteó que ello llevaría a que muchos usuarios dejen de utilizar el servicio, por lo cual seguiría bajando el IPK. “Coincidimos con vos, si el boleto se transforma en impagable, está claro que eso trae caída de pasajeros y entonces la situación va a ser una situación sin salida”, reconoció Bonifatti.

Como era de esperarse, los cuestionamientos más fuertes llegaron desde la bancada del Frente de Todos. “Suena feo en este contexto hablar de un aumento del boleto de colectivo, y feo es la palabra más liviana que se me ocurre”, planteó Vito Amalfitano, quien pidió conocer la opinión de Montenegro. Verónica Lagos, en tanto, arremetió contra la calidad del servicio, por lo que “debemos pensar en una integralidad de respuesta que no sea sólo discutir el boleto, sino pensar en la pasajera y el pasajero que tienen que pagar un nuevo aumento y que siguen padeciendo este servicio".

Por su lado, Vilma Baragiola hizo especial hincapié en la necesidad de retomar los pedidos y gestiones para la actualización de los subsidios ante el gobierno nacional, atendiendo además a la diferencia que existe entre los que perciben las empresas en el área metropolitana y el interior de la Provincia.

También fue la encargada de abrir la puerta a una salida política a las trabas que evidencia el Concejo Deliberante para acordar un aumento de la tarifa: “Tenemos dos escenarios: fijar la tarifa (desde el HCD) o facultar al intendente con un tiempo de duración de esa facultad, como se le ha dado a otros intendentes” y arrojó la propuesta. En diferentes oportunidades, Taccone también evidenció una línea similar, por lo que esa posibilidad comienza a tomar forma.

Una de las voces esperadas era la de Nicolás Lauría, quien el año pasado inicialmente se opuso al aumento del boleto del boleto y luego cambió la posición, en un movimiento clave para que el expediente avance. Esta vez optó por el silencio, por lo que habrá que esperar a una nueva sesión.

Tras la exposición d elos funcionarios y la opinión de los concejales, el expediente quedó en análisis. Ahora, el oficialismo deberá indagar sobre las posibilidades de los dos escenarios blanqueados por Baragiola, algo que debería verse reflejado en la sesión del próximo lunes.