04/05
El HCD comenzó a debatir el proyecto para desafectar del patrimonio al exhotel Lafayette
El radicalismo formuló cuestionamientos, mientras que el kirchnerismo adelantó su abstención. Se prevé un proyecto inmobiliario con un edificio de 9 pisos y locales comerciales.

En lo que es un nuevo intento del gobierno municipal para lograr la derogación de la ordenanza que declaró de interés patrimonial al ex Hotel Lafayette, para habilitar la construcción de un edificio de 9 pisos, el Concejo Deliberante comenzó el tratamiento del expediente con un final abierto.

Si bien no se tomaron decisiones por tratarse del primer tratamiento, la presidente de la comisión de Obras, Marianela Romero, planteó fuertes cuestionamientos que instalan un interrogante sobre la viabilidad del proyecto. “Las condiciones en que se encuentra la propiedad no son propicias para continuar con una preservación, pero no alcanza para una desafectación como la que se está pidiendo”, expuso la concejal del radicalismo.

Además, adelantó que “por el tipo de construcción, no se puede declarar de interes patrimonial únicamente la fachada porque es una construcción en bloque, que no tendría sentido, porque no se podría mantener la fachada sin el resto del edificio”.

Curiosamente, el bloque del Frente de Todos no se expresó en contra, sino que incluso sugirió su abstención para permitir que el proyecto “avance”. Igualmente, Virginia Sívori expresó la necesidad de un “acuerdo social de cuál es la atención que le vamos a prestar a que quienes adquieran una propiedad declarara patrimonia la mantengan a lo largo del tiempo. Que no sea una práctica habitual el adquirir un bien de interés patrimonial, que con el tiempo no se lleva adelante el mantenimiento y después nos vemos en la obligación de desafectar algo para que se avance con otro proyecto”.

Finalmente, la comisión resolvió elevar un pedido de informes al Ejecutivo para para saber las exenciones o convenios existentes sobre el histórico inmueble y con sus propietarios. El expediente recién volverá a debatirse cuando sea remitido ese informe.

El proyecto para desafectar al ex Hotel Lafayette del régimen de protección patrimonial fue presentado en enero y a pedido de la firma Torre Falucho 2175 SA, luego que la Unidad de Gestión de Preservación Patrimonial diera su aval y que el Área de Preservación Patrimonial considerará “provechoso desalentar declaratorias patrimoniales fragmentadas que no contemplan la integralidad e los bienes”.

Esta última referencia se vincula directamente con una historia de dos décadas de intentos de derrumbar la histórica construcción para impulsar un proyecto inmobiliario. La propiedad fue declarada de interés patrimonial por la Ordenanza 10.075, pero en 2002 fue desafectada de ese régimen mediante la ordenanza 14.612. Sin embargo, mediante la Ordenanza 18.696 de 2007 volvió a ser declarado de interés patrimonial aunque solo alcanzó a sus fachadas.

Pese a ello, avanzó un proyecto de demolición, por lo que en 2008 intervino el Juzgado N°1 del Tribunal Municipal de Faltas, que ordenó la clausura de las obras y prohibió el desarrollo de cualquier actividad que afectará integralmente al inmueble. En ese marco, los propietarios solo pudieron avanzar con una subasta de la demolición interna del chalet.

Ahora, la empresa que tiene en su directorio al titular de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEGH) y uno de los dueños de Manolo, Avedis Sahakian, logró el acompañamiento del gobierno de Montenegro para retomar el proyecto para construir una torre con dos locales comerciales en planta baja, 6 unidades de departamentos en cada uno de los pisos de sus nueve 9 plantas, complementados con 2 subsuelos de cocheras, y 1 salón de usos múltiples en la terraza. En julio pasado una propuesta similar fue rechaza por la Comisión de Obras. ¿Habrá repetición?