ELECCIONES
10/06
Montenegro, Larreta y toda una señal política
El intendente visitó ayer al jefe de Gobierno porteño para firmar un convenio. Entre líneas, la foto muestra un fuerte espaldarazo del jefe comunal a uno de los protagonistas en la interna que divide al Pro.

El reciente viaje del intendente Guillermo Montenegro a CABA para firmar un convenio de cooperación con el Ente Regulador de Servicios Públicos junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, vuelve a poner el foco en la cuestión electoral.

Si bien el viaje estaba pactado de antemano, la foto no deja de ser un espaldarazo de Montenegro para el ala vidalista y larretista del Pro, en el marco de la fuerte disputa interna con el sector de Mauricio Macri y Patricia Bullrich para determinar los armados de cara a los próximos comicios.

Desde el entorno del intendente no niegan que la foto contiene un mensaje político. “Siempre es muy bueno trabajar con Horacio, porque compartimos la pasión por hacer”, ponderó, en esa misma línea, el intendente tras el encuentro con el dirigente porteño.

El apoyo no se circunscribe solamente a la imagen de ayer, sino que el jefe comunal, desde hace tiempo, forma parte del Grupo Dorrego, conformado por alcaldes de la provincia de Buenos Aires que trabajan en la candidatura presidencial de Larreta para el 2023. El guiño implica también el apoyo del intendente del distrito con mayor caudal de votos en el interior bonaerense, con fuerte peso en la Quinta Sección Electoral.

Desde su asunción, Montenegro se mostró con un tono contrario al de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. Se alejó de la confrontación con el kirchnerismo e intentó mantener el “diálogo” con Provincia y Nación, más allá de los chispazos desatados a partir del confinamiento y el pase a fase 2 de la ciudad.

En este marco, ¿se tensará la cuerda con los “bullrichistas” del Gabinete? En el Ejecutivo hay segundas líneas que pertenecen a este sector, como Gustavo Jara (subsecretario de Operaciones en la Secretaría de Seguridad) o Liliana Píccolo, quien se desempeña como directora general en la Secretaría Privada del intendente. 

¿Se “montengrizarán” por necesidad o abandonarán el barco? Todo parecería indicar que se ordenarán por necesidad. El gobierno tampoco puede profundizar la sangría generada por el alejamiento de los funcionarios afines al senador Lucas Fiorini, menos aún con las elecciones a la vuelta de la esquina. 

De hecho, el armado del oficialismo se ha caracterizado por cimentarse en base a la heterogeneidad. A las patas del Pro, la UCR y la Coalición Cívica, se han sumado otras líneas, como los gastronómicos a partir de Mercedes Morro, el “pichettismo” con Marcelo Cardozo (subsecretario de Inspección General) e incluso ex pultistas y lavagnistas como Santiago Bonifatti (Gobierno).

Por lo pronto, la temperatura electoral va en ascenso y Guillermo Montenegro comienza a mostrar partido dentro de su espacio político.