SESIÓN EN EL CONCEJO
10/06
Alarma epidemiológica: aprueban pedido para que se modifique el DNU presidencial
La iniciativa de Juntos por el Cambio plantea volver a los “criterios objetivos” de meses atrás, lo que permitiría “retomar las actividades productivas y educativas”. Fue acompañada por unanimidad, aunque el Frente de Todos y el Frente Renovador se abstuvieron.

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, con la abstención del Frente de Todos y el Frente Renovador, el pedido para que se modifique el DNU presidencial que alteró, semanas atrás, el sistema de fases en la ciudad.

Se trata de un proyecto de comunicación impulsado por el interbloque de Juntos por el Cambio en el que se le solicita a las autoridades nacionales volver a los criterios objetivos del DNU de meses anteriores, para que se pueda tener la posibilidad “de retomar las actividades productivas y educativas con los protocolos correspondientes”.

Como es sabido, el 22 de mayo el Ministerio de Salud cambió el parámetro por el cual un distrito pasa a estar en alerta epidemiológica, el equivalente a la fase 2 que establece Provincia y hoy atraviesa la ciudad. Antes se debían cumplir estos dos indicadores: más de 500 casos acumulados en los últimos 14 días cada 100 mil habitantes, y una ocupación de camas de terapia intensiva del 80%.

 Con la última modificación, alcanza con tener uno de los dos criterios para caer en la fase más restrictiva. La ciudad cumple con el primer factor, la tasa de incidencia. En este marco, el oficialismo local presentó el proyecto para que se pueda rever la decisión.

“Nosotros entendemos que nadie se salva solo. Estos valores son los que llevaron al presidente a redactar el DNU. No salió de un capricho o por una especulación política. Fue armado con expertos, médicos que son los que asesoran al Gobierno Nacional”, apuntó al inicio del debate la concejala Marina Santoro (Frente de Todos).

Y agregó: “Los modelos más exitosos, como el Reino Unido o Israel, han pasado meses sin clases presenciales, con medidas de cuidado, para alcanzar la normalidad. El decreto está regido por cuestiones objetivas y sanitarias”.

En contrapartida, Vilma Baragiola (UCR), la autora original del proyecto al cual luego se plegaron sus compañeros oficialistas, señaló: “El cambio de criterio en los parámetros justamente lleva a que haya más de 114 distritos en esta situación. Algo está fallando. Pasaron 11 años del último censo, y hoy seguimos trabajando sobre ese número. Si buscás datos, encontrás un padrón electoral que muestra que General Pueyrredon tiene 561.151 personas que podrán votar, eso no se condice mucho con la cantidad de habitantes que se tiene en cuenta”. 

En esa línea, la presidenta del bloque radical esgrimió que, según datos oficiales, hoy hay una ocupación del 66,48% en unidades de terapia intensiva. Y remarcó: “Desde marzo del año pasado se recorrió un camino, y se vio que con la cuestión sanitaria no alcanzaba solamente. Por eso se creó la comisión de Reactivación Económica en la ciudad, para volver a poner en funcionamiento la parte comercial. Todos entendimos que no bastaba con lo sanitario, tiene que eso tenía que caminar de la mano con lo económico. Si no, en la pospandemia quedaremos todos en una situación grave. Por eso creemos que se revea el DNU”.

Por su parte, Ariel Ciano (Frente Renovador) aseguró que “creer que el texto de un DNU busca perjudicar a Mar del Plata es cuanto menos fantasioso”. Y que si así hubiera sido no se habrían cobrado 160.000 IFE en la ciudad o 45.000 personas no habrían percibido su salario a través del ATP.  Asimismo, instó al gobierno comunal a extremar acciones para difundir la campaña de vacunación 

Por último, Nicolás Lauría (Vamos Juntos), sentenció: “Nuestra postura es cuidarnos con la salud, con trabajo y con presencialidad. Ahora más que nunca, con un año y pico de pandemia y el proceso de vacunación que se viene llevando a cabo”.