ANÁLISIS
13/07
El posible apoyo de un peronista no k a Facundo Manes vuelve a generar ruido interno en el oficialismo
Emilio Monzó acompañaría a Facundo Manes en la interna cambiemita, lo que siembra interrogantes en Vamos Juntos, el bloque que responde a Montenegro en el Concejo. La falta de “leales”, una cruz con la que debe cargar el intendente

La integración del bloque Vamos Juntos, el que responde directamente al intendente Guillermo Montenegro, vuelve a sembrar interrogantes en el marco de la rosca por las elecciones.

En los últimos días, la postulación de Facundo Manes como precandidato a diputado nacional recibió el apoyo de algunos protagonistas de la “pata peronista” de Juntos por el Cambio en la provincia. Uno de ellos fue Joaquín de la Torre, el ex ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal, quien tras coquetear con Florencio Randazzo ratificó su permanencia en la alianza opositora. Pero del lado de los boina blanca en la interna con el Pro.

“Ya están trabajando juntos”, reflejaron desde el entorno del dirigente a La Tecla Info. Sin embargo, el listado no queda ahí, ya que Emilio Monzó, el ex titular de la Cámara Baja, tendría decidido acompañar al neurocientífico en las próximas PASO. Se aguarda que hoy haga un anuncio en un encuentro con referentes seccionales de la provincia.

La decisión-aún no oficial-impacta de lleno en el armado del bloque oficialista de Montenegro. Es que Guillermo Volponi, mediante el diputado nacional Juan Aicega-a quien  se le vence la banca este año al igual que al concejal-, responde a Monzó. ¿Cómo se posicionará el ex titular del Emder frente a una posible interna?

Si bien todo quedará sujeto a las decisiones de la superestructura, y a los acuerdos políticos que se rubriquen en General Pueyrredon y la Quinta Sección, la situación de Volponi vuelve a exponer la dificultad del jefe comunal para reunir un bloque de “leales”. Tan solo Agustín Neme, referenciado en Emiliano Giri, el coordinador del Pro Mar del Plata-Batán, cumple con ese mote.

En el pasado reciente quedó la experiencia del edil Alejandro Carrancio (Crear), cuyo mentor es el senador Lucas Fiorini y debió abandonar el espacio en mayo tras votar en contra del pliego del transporte. Era ni más ni menos que el presidente del bloque montenegrista.

Luego de la ruptura, el legislador se mostró cercano al Ejecutivo en sus posicionamientos. Por caso, apoyó la Rendición de Cuentas 2020, aunque habrá que seguir de cerca sus votaciones a futuro en temas más controvertidos, además de su accionar de cara a una posible interna. Hoy Fiorini se muestra cercano a Diego Santilli, incluso protagonizaron un Zoom durante el fin de semana pasada que generó sorpresa en el intendente.

La partida de Carrancio se compensó con la “paracaidista” Mercedes Morro, legisladora que buscaba un espacio que la cobije frente a las ansias por renovar su escaño y posicionar gente de su cercanía en el Ejecutivo.

Ahora bien, Tercera Posición, el partido de la dirigente gastronómica, se referencia en Graciela Camaño, quien hoy juega fuerte en el armado de Florencio Randazzo. Al mismo tiempo, UTHGRA el gremio donde tiene presencia Morro y que se sumó al equipo de Montenegro, responde a Luis Barrionuevo. En este berenjenal, ¿cómo se ubicaría la edil frente a una interna? Cualquier respuesta deberá pasar por el filtro del histórico sindicalista, su padre político.

Por su parte, Nicolás Lauría, quien encabezó la lista de candidatos a concejales de Montenegro en 2019, atraviesa una situación inédita: su espacio, el Partido Fe, está alineado con el Frente de Todos en Provincia y Nación.

“Vamos a jugar dentro del Frente de Todos”, lanzó, días atrás, Cecilio Salazar, el presidente del Partido Fe bonaerense, en diálogo con este medio. Además, adelantó que el espacio en Mar del Plata tendrá también representantes en el frente que llevó a Alberto Fernández a ser el máximo mandatario.

“Obviamente no van a poder representar a Partido Fe, orgánicamente no lo van a poder hacer”, agregó Salazar, en referencia a que Lauría y compañía participen de la campaña del oficialismo local; pero sin la chapa partidaria. 

Asimismo, desde las entrañas del Ejecutivo Municipal cayeron críticas al subsecretario Franco Luna, del mismo espacio que el edil, por “hacer kirchnerismo” con donaciones. Toda una muestra de la falta de “leales” a Montenegro en el Concejo Deliberante.