REPERCUSIONES
23/09
Juegos Bonaerenses: la dirigencia local apuntó contra Provincia por una nueva “discriminación”
Ante la confirmación de que la ciudad perderá varias competencias del evento, el intendente se comunicará con Martín Insaurralde para revisar la situación. Tanto el oficialismo como el pultismo lamentaron el perjuicio económico para el Municipio, que tendrá menor actividad en la hotelería y la gastronomía.

La política marplatense salió con los tapones de punta contra el Gobierno Provincial tras la decisión de quitarle a la ciudad un gran número de competiciones de los Juegos Bonaerenses.

Tal como informó este medio, el texto de la circular N°5, que lleva la firma del Director del evento, Edgardo Achinelly, señala: “Se estableció para la Final Provincial un esquema diferente a las ediciones anteriores. El evento se iniciará en la ciudad de Mar del Plata entre los días 28 y 31 de octubre, realizándose allí algunas disciplinas culturales y deportivas. Para albergar a las restantes Finales Provinciales se han designado como subsedes a distintos Municipios de la Provincia. Las mismas se realizarán entre los días 2 y 20 de noviembre”.

De acuerdo con la comunicación oficial, las finales provinciales en la comuna, que se realizarán entre el 28 y el 31 de octubre, serán 22: Automovilismo, Básquetbol 3x3 sub-18, Beach Voley, Fútbol Playa, Fútbol 11, Fútbol Freestyle. Skate, Freestyle Rap, Malambo, Solista Vocal y Stand Up; en diversas subcategorías y por género.

La novedad saliente es que se descentralizan las finales de la mayoría de las disciplinas, que se iniciarán el 2 de noviembre y se extenderán hasta el 20 del mismo mes, con un nada pequeño detalle: todas se realizarán en municipios gobernados por el peronismo. Estos son Lomas de Zamora, Pilar, Avellaneda, Bolívar, San Fernando, General Rodríguez, Malvinas Argentinas, Villa Gesell, Necochea, Laprida, Mercedes, Morón, Hurlingham, Quilmes, La Matanza y Tigre. Entre las del Conurbano se concentran 47 competencias, las 9 restantes corresponden al interior.

En este marco, la dirigencia local puso el grito en el cielo por el nuevo perjuicio a la ciudad, teniendo en cuenta el movimiento económico que genera un evento de semejante magnitud. “La de los Juegos Bonaerenses es una discriminación más de las que nosotros percibimos. Lo que demuestra esto es que se le da cabida a lugares que están alineados con el oficialismo provincial y nacional. No hace falta que lo diga yo, este evento es algo que se hizo toda la vida en la ciudad”, cuestionó Alejandro Rabinovich, el coordinador de Gabinete y candidato a senador provincial por Juntos, en diálogo con este medio.

Y agregó, con dardos a la oposición local: “Me gustaría que el bloque de concejales del Frente de Todos reclamara por el regreso de los Juegos a la ciudad. Si tanto dicen que vuelva ‘la vida que queremos’, que cuiden a Mar del Plata. Los Juegos Bonaerenses significan movimiento de gente y dan trabajo”. En esa línea, adelantó que el intendente dialogará con Martín Insaurralde, el flamante jefe de Gabinete provincial, para destrabar la situación, en sintonía con el parecer de otros jefes comunales cambiemitas que se vieron sorprendidos por la nueva disposición.

Por su parte, Vilma Baragiola (UCR) se expresó en un tono similar. “Las finales siempre se hicieron en Mar del Plata, eso implicaba que el Municipio tuviera un especie de adelanto de su temporada de verano; se llenaba la ciudad de jóvenes, familias y gente mayor que venían a acompañar a los deportistas. Y éstos utilizaban todo lo que tiene que ver con alojamiento, hotelería y gastronomía”, señaló.

Asimismo, advirtió que es una “gran picardía” la nueva medida de la administración de Kicillof. Y remarcó: “Me asombra que gran parte de los municipios donde se han enviado las finales tienen el mismo color político del gobierno de la provincia. Me parece que discriminar a Mar del Plata se les ha hecho una costumbre”.

Por su parte, Guillermo Volponi, edil de Vamos Juntos, disparó: “Nos dejaron sin clases,  sin vuelos, sin trabajo. Ahora nos sacan los Juegos Bonaerenses. ¿Qué más, Axel?”.
 

El otro que puso el grito en el cielo fue Gustavo Pulti, el líder de Acción Marplatense y precandidato a diputado nacional por el frente Vamos con Vos, quien hizo hincapié en la cantidad de eventos de magnitud que el distrito ha perdido en los últimos tiempos. “Ahora se llevan los Bonaerenses. Ayer nos enteramos que el coloquio de IDEA se va a hacer en Costa Salguero. Durante varios años perdimos el fútbol de verano. Ni hablar de otros festivales, encuentros y torneos que se cayeron de la agenda después de 2015. Si los marplatenses no levantamos la voz, en cualquier momento se llevan el Festival de Cine”, esgrimió el dirigente.
 

A partir de esta medida en contra, el ex intendente propuso hacer “un reclamo masivo a los gobiernos de las tres instancias para que respeten los intereses marplatenses”, ya que “llevándose los Juegos Bonaerenses también se llevan el trabajo y le dan otro manotazo a la economía de la ciudad”. Y sentenció: “La hotelería, la gastronomía, trabajadores y empresarios y todos los sectores políticos que verdaderamente estén a favor de Mar del Plata debemos decir basta.  Los Bonaerenses nacieron en Mar del Plata y en Mar del Plata deben continuar en su totalidad”.