MEDIDAS
14/10
Legislatura: esperan el texto final para la exención del impuesto inmobiliario para el turismo
Según indicaron desde los bloques, estaría todo dado para que sea definido cuando se sesione la próxima semana. Además, deslizaron que para acceder a la exención será condición necesaria que hayan estado inscriptos en el impuesto de Ingresos Brutos entre marzo del año 2019 y febrero de 2020. Cuántos hoteles, campings y alojamientos podría beneficiarse.
Tras los anuncios del viernes pasado, donde el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció el Programa de Reactivación del Turismo Bonaerense, destinado a impulsar a la actividad turística en la pospandemia, va tomando forma el texto que presentarían la semana próxima en la sesión en la Legislatura.

Cabe destacar que ayer se supo que el Gobierno bonaerense eximirá del pago del Impuesto Inmobiliario a más de 7.500 hoteles, hospedajes, campings y alojamientos, con el objetivo de reactivar el sector del turismo.

Según informaron desde el Ejecutivo provincial, la idea es eximir de oficio a estas empresas del pago del Impuesto, tanto en su componente Básico (Edificado, Rural y Baldío) y en el Complementario, durante el periodo comprendido entre marzo de 2020 y septiembre de 2021.

De acuerdo a lo que se desprendió desde el borrador que circuló entre los bloques, para acceder a dicha exención será condición necesaria que hayan estado inscriptos en el impuesto de Ingresos Brutos entre marzo del año 2019 y febrero de 2020.

Esto significa que, aunque luego de febrero del 2020 los hospedajes hayan cerrado y ahora vuelvan a abrir, podrán ser beneficiarios de la exención del impuesto inmobiliario.

Asimismo, el borrador previo al texto final que se presentará en la sesión de la semana próxima determina que los que quieran acceder al beneficio deberán ser propietarios o quienes exploten el servicio de hospedaje.

De qué trata la iniciativa para beneficiar el sector del empresariado turístico

Según explicó en declaraciones radiales el director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, la iniciativa “contempla las cuotas que hayan vencido durante la pandemia".

Así, dijo, "lo que se generará es un crédito fiscal que anula deudas e intereses de las cuotas que todavía no fueron pagadas y un saldo disponible por los montos que ya fueron abonados”.



La medida representa $557 millones de crédito fiscal que se generan a favor de estos contribuyentes, de los cuales $343 millones corresponden a tributos que no pudieron pagar y $214 millones a pagos que se realizaron y que serán devueltos.

Incluso, ese saldo disponible podrá ser utilizado para compensar otras deudas que se hayan generado por la crisis económica de la pandemia.

En materia impositiva, la reactivación implica la profundización de los beneficios fiscales para el sector, la condonación de deudas, la generación de crédito fiscal, que se complementan con medidas crediticias, de inversión y promoción del turismo.