Argentina
Miércoles, 25 mayo 2022
CUESTIONAMIENTOS
12 de mayo de 2022

Municipales: crece el enojo de las bases con Zacarías

Los trabajadores de la comuna entienden que las propuestas salariales del Ejecutivo llegan sin espacios de discusión, lo que generó que se firmaran paritarias a la baja. La discrecionalidad para otorgar reencasillamientos, la otra causa de las críticas.

Municipales: crece el enojo de las bases con Zacarías - La Tecla Mar del Plata

La conducción del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) sigue en la mira por la falta de discusión con las bases para negociar los aumentos salariales.

Entre los empleados apuntan a Daniel Zacarías, secretario adjunto del gremio, por no ampliar el debate y llevar siempre en sobre cerrado las propuestas del Ejecutivo. Al sindicalista no le perdonan la falta de instancias de participación mediante asambleas y reuniones con el cuerpo de delegados para lograr cuidar el bolsillo de los afiliados.

Así es cómo se firmaron paritarias por debajo de la inflación en 2020 y 2021. “Hay un acuerdo político entre Zacarías y la Secretaría de Gobierno, eso está a la vista de todos los trabajadores”, aseguraron fuentes municipales a este medio.

La posibilidad de avanzar en reencasillamientos ha sido una herramienta que utilizó la conducción del STM para descomprimir el malestar de las bases. Sin embargo, ello no sería suficiente, menos con el modus operandi reinante. Tal como informó La Tecla, para acceder al beneficio-es lo que permite a los trabajadores ascender en sus cargos y percibir mejores salarios-hay que ser amigo o cercano a Zacarías.

De esta manera se avanzó con el reencasillamiento de varios “iniciales”, es decir quienes tienen menor antigüedad y cargos más bajos, en desmedro de otros con escalafón profesional que, en algunos casos, llevan décadas sin ascender. Según lo normado, cada cuatro años un trabajador municipal está en condiciones de sumar una categoría.

Frente a este escenario, el enojo crece y no son pocos los que comienzan a ver el armado para disputar la conducción el año que viene, en el que no se descarta la participación de varias agrupaciones.