Argentina
Jueves, 8 diciembre 2022
SALUD
22 de noviembre de 2022

El Hospital Interzonal lleva 16 días sin gas

Tras el robo de los reguladores, los pacientes deben bañarse con agua fría y las áreas de lavandería y cocina están afectadas.

El Hospital Interzonal lleva 16 días sin gas - La Tecla Mar del Plata

Inadmisible, el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) acumula 16 días sin provisión de gas, tras el robo de los reguladores. Los pacientes deben bañarse con agua fría, y las áreas de lavandería y cocina se ven afectadas. Una vez más, la salud pública en el ojo de la tormenta a causa de la deficitaria infraestructura, que suma ahora, el desperfecto técnico de uno de los ascensores del edificio.

El concejal radical, Gustavo Pujato, elevó un proyecto de comunicación al Honorable Concejo Deliberante (HCD), para tratar en la comisión interna de Salud Comunitaria y Desarrollo Humano, el robo de medidores de gas en el Hospital Interzonal General de Agudos, producido hace poco más de dos semanas, tras el violento accionar de un grupo de personas que violentaron una puerta. 

El objetivo es lograr que las autoridades del nosocomio Dr. Oscar Alende, Región Sanitaria VIII y Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, se expidan sobre la problemática "que no alteró la atención médica de ninguna especialidad", informaron desde el Interzonal. La iniciativa oficialista pretende que se detalle una fecha estimativa para la puesta a punto del servicio y los motivos por los cuales no se realizaron las tareas previas de mantención.

No obstante, Pujato detalló, que "Camuzzi Gas Pampeana detectó que el Hospital que depende del Gobierno de la provincia de Buenos Aires no cumplía con las condiciones para volver a contar con el suministro" y que "el quirófano del HIGA está sin actividad, ya que el lavadero no puede proveer de elementos, y unos aproximadamente 120 internados no podrán comer debido a la imposibilidad de cocinar en el lugar"

En la misma línea, aprovechó para intensificar los reclamos que apuntan a la precaria infraestructura edilicia, falta de personal calificado, recortes en los salarios percibidos por los profesionales de la salud y el mal estado del equipamiento técnico "para la realización no solo de cateterismos, sino también, aquellos destinados al tratamiento de diálisis", detalló.