Mar del Plata, Bs As.
Viernes, 22 noviembre 2019
Revista Num. 858
Las organizaciones cercanas al nuevo Gobierno toman mayor protagonismo pero no le extienden un cheque en blanco. Lo que piden a cambio de contener las calles, las diferencias co...
Ver Revista
Revista EL PODER DE FUEGO

Revista Num. 858
Ver Revista
OBSTÁCULOS
La transición, sin horizonte de acuerdos
No hay señales de acercamiento entre el intendente electo y el saliente. La designación de Guillermo Arroyo al frente de las negociaciones truncó los avances. No obstante, desde el entorno de Montenegro reconocen contactos con funcionarios del Ejecutivo actual.
La transición, sin horizonte de acuerdos

La crisis por el traspaso de mando en Mar del Plata no da señales de alivio por estas horas. Y, a futuro, no se avizoran ni están programadas reuniones entre el actual intendente, Carlos Arroyo, y el electo, Guillermo Montenegro.

 Todo se desató el martes por el mediodía, cuando el jefe comunal suspendió la reunión que iba a mantener con el hombre del PRO durante el mediodía, designando a su hijo, Guillermo, al frente de las negociaciones con el gobierno entrante.

Lo que vino después ya se conoce. Montenegro convocó el mismo día a una conferencia de prensa junto a su futuro secretario de Hacienda, Germán Blanco, y cuestionó la decisión de Arroyo de nombrar al jefe del bloque de Agrupación Atlántica como vocero del Ejecutivo saliente. Por otro lado, alertó sobre los nombramientos de personal en la municipalidad y enfatizó que las arcas de la comuna no están en condiciones de afrontar los sueldos de diciembre.

 Por el lado del arroyismo, ayer volvieron a recoger el guante y destacaron que los nombramientos fueron a raíz del acuerdo paritario con el Sindicato de Trabajadores Municipales.  Además, en conferencia de prensa, y también en el cónclave de Gabinete ampliado que mantuvo por la mañana, Arroyo deslizó que “tuvo problemas de agenda” ayer y que por eso reprogramó la reunión pautada con el próximo jefe comunal.

 Sin embargo, a pesar de la explicación, los decibeles no bajaron y desde el equipo de Montenegro analizan recurrir a la Justicia por el incumplimiento a la Ley de Responsabilidad Fiscal, que limita los nombramientos en planta durante los últimos seis meses de gestión. De hecho, el próximo gobierno intentará dar marcha atrás con esos nombramiento y retrotraer la situación al 1 de julio.

En este marco, por estas horas, el diálogo entre las partes está roto. “No hay ningún tipo de diálogo y charla. Nos llamaron muchos funcionarios de ley, directores y secretarios para comentarnos que están a disposición nuestra para brindarnos información. ‘Arroyito’ (sic) no concentra ningún tipo de información como para estar al frente de las negociaciones”, remarcó un encumbrado miembro del equipo de ex ministro de Seguridad porteño a La Tecla Mar del Plata.

 Además, recalcó que también hay conversaciones extra oficiales con funcionarios de primera línea, ligados a la secretaría de Gobierno, y también con línea directa con el despacho del intendente. Lo mismo que miembros de los entes descentralizados. “La predisposición de todos ellos es excelente”, admitió el dirigente montenegrista.

 Por último, tal como viene informando este medio, desde el entorno del intendente electo también destacaron el nexo entre la cartera de Economía y Hacienda, con Alfredo Osorio a la cabeza, además del Contador Municipal, Guillermo Costanzo, entre otros, y Germán Blanco.

COMENTARIOS
  • Genéricos