Mar del Plata, Bs As.
Lunes, 9 diciembre 2019
Revista Num. 860
Cómo es el reparto de las bancas en cada uno de los 135 legislativos municipales. Los intendentes que comienzan su mandato con mayoría propia y aquellos que se verán obligados a...
Ver Revista
Revista EL PACTO

Revista Num. 860
Ver Revista
ANTINEPOTISMO
Los nombramientos que pusieron a Arroyo y sus funcionarios sobre las cuerdas
El intendente nombró a varios integrantes de su entorno familiar bajo su gestión. Otros funcionarios también acompañaron la tendencia. Alivio tras caerse la ordenanza antinepotismo.
Los nombramientos que pusieron a Arroyo y sus funcionarios sobre las cuerdas

Si bien no tendría efecto retroactivo, la frustración en la aprobación de la denominada ordenanza antinepotismo el pasado jueves en el Concejo Deliberante, fue una bocanada de aire para el gobierno de Carlos Arroyo.

Acorralado por varias designaciones que estuvieron en el ojo de la tormenta, sobre la hora logró el acompañamiento del radicalismo y el kirchnerismo, y bajo pretextos administrativos logró extender la definición en torno a la ordenanza que plantea la prohibición que funcionarios en el ámbito de la Municipalidad de General Pueyrredón que funcionarios del Departamento Ejecutivo, Concejo Deliberante, Tribunales de Faltas y empresas donde participe el Estado, realicen nombramientos y contrataciones permanentes o provisorias en la administración pública municipal, de parientes consanguíneos, cónyuge y parientes por afinidad.

Los nombramientos durante la gestión arroyista han sido una constante a lo largo de cuatro años de mandato. Una situación que incluso se agudizó en este 2019, acrecentando la polémica. El último caso ligado al intendente que vio la luz fue el de María Eugenia Centeno, la novia de Nicolás Tedrós, quien a su vez es hijo de Susana Rivero (Subsecretaria de Educación y actual pareja del intendente). La empleada fue designada a fines de marzo como Jefa de División del Departamento de Seguridad Industrial y Comercial.

El historial de designaciones a familiares y allegados por parte de Arroyo comenzó desde su misma asunción. El primer nombramiento cargado de nepotismo fue el jueves 10 de diciembre de 2015, cuando nombró como subsecretaria de Educación a su pareja, Susana Rivero, una de las pocas que se aún ha mantenido en el gabinete.

En septiembre de 2017, designó a Evangelina Tedrós, hija de Rivero, como Jefa del Departamento de Publicidad de Inspección General. Antes, Arroyo ya había nombrado a Mariano Tedrós, otro hijo de Rivero, como jefe de Departamento de Habilitaciones de la misma área. Posteriormente, a fines de mayo de este año, el intendente derivó a Emilio Sucar Grau, titular de Inspección General, a la Delegación Norte y ascendió a Evangelina como subsecretaria. “Los nombrados no son hijos míos, por lo tanto no son familiares”, aseguró Arroyo, en conferencia de prensa, consultado por sus polémicas decisiones.

Como si no fuera poco, en abril de este año ascendió al tercer hijo de Rivero, Nicolás, sin concurso y con una bonificación remunerativa del 25%, como Jefe de Departamento de Información Unificada. El agente municipal se desempeñaba como Técnico IV en la subsecretaría antes conducida por Sucar Grau. Y, finalmente, recibió un nuevo privilegio: según pudo averiguar La Tecla Mar del Plata, también a fines de mayo, el intendente lo nombró Director General también en Inspección General.

 

Nicolás Tedrós, durante un operativo junto al subsecretario de Seguridad Lencina

 

Por último, a mediados de junio, este medio reveló que otro allegado al intendente recibió un guiño por parte del Ejecutivo. Se trata de Jerónimo Tedrós, sobrino de Susana Rivero, quien fue nombrado en el Departamento de Licencias de Conducir.

Según informaron a este medio, el joven tiene 23 años y trabaja desde enero en dicho sector. Habría ingresado a la planta municipal a fines del 2017. En enero del año pasado, a través de un decreto, Arroyo prorrogó la contratación de su familiar. A partir de esa fecha, Tedrós estuvo en Mesa de entradas del municipio.

Otro caso fue el de Virginia Arroyo, la hija del jefe comunal y ex esposa del edil Mauricio Loria (Agrupación Atlántica). Hasta principios de año, se desempeñó como su hermano Guillermo, el jefe del bloque atlántico. También estuvo dentro de la planta de Obras Sanitarias. Actualmente, se encuentra en el IPS (Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires) y su legajo no figura en el listado de empleados municipales que se detalla en la página web del municipio.

 

Funcionarios en la mira

En septiembre se dio a conocer que el presidente del Emsur (Ente Municipal de Servicios Urbanos), Eduardo Leitao, nombró a su propio hijo en la planta municipal.

Quien se benefició con esta última resolución es Juan Martín Leitao, hijo de Eduardo, quien comenzará a desempeñarse “con carácter provisional”, como inspector en el Área de Grandes Generadores de Residuos del Emsur, en el puesto de Técnico Inicial. Por otro lado, el empleado recibirá una bonificación salarial del 25% por “tarea riesgosa”. Esta situación se suma al festival de nombramientos impulsado por el intendente en los últimos tiempos. 

Otro caso ha sido el del presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Saénz Saralegui. El edil cuenta como asesores a sus hijos Maximiliano, Guillermo y  María Florencia. Ésta última se destaca por encontrarse viviendo en La Plata, donde trabaja como profesora de artes plásticas, tanto en la Biblioteca de Braille como en el teatro Argentino. Al igual que su hermano Guillermo, la artista percibe un salario superior a los $50 mil por desempeñarse como secretaria de concejal. El mejor ubicado es su otro hermano, Maximiliano, quien, como secretario de bloque, percibe alrededor de $70 mil. 

Por último, también se destaca la situación de Matías Tait, hijo de la secretaria de Desarrollo Social, Patricia Leniz. El hombre, de 30 años, se desempeñó como asesor de Leniz mientras ella oficiaba como edil de Agrupación Atlántica hasta 2017. Luego, pasó a Inspección General, donde trabaja hasta el momento como Técnico Inicial en el área.

COMENTARIOS
  • Genéricos