31/07
SOBREPRECIOS
Las cámaras de seguridad de la polémica
Cuarenta dispositivos de vigilancia fueron comprados por la Municipalidad en una licitación con precios, en promedio, nueve veces por encima de los de mercado. Los detalles.

Las 1.136 cámaras instaladas a lo largo y a lo ancho de General Pueyrredón emergen como uno de los logros más celebrados en el gobierno de Carlos Arroyo, que hizo de la seguridad y la prevención del delito uno de sus ejes fuertes en la campaña que lo llevó en 2015 a la intendencia, que este año intenta revalidar.

La de Mar del Plata no es una realidad que escape a la de otros centros urbanos del país, en un fenómeno que trajo consigo las constantes sospechas en torno a los negocios irregulares en la contratación de los diversos dispositivos de seguridad. Y una reciente licitación realizada para la compra de 40 cámaras de seguridad podría traerle a Arroyo y su gabinete un nuevo dolor de cabeza en el tramo final de su gobierno, en una compra que superó en un 878% a los precios de mercado.

Se trata de la Licitación Pública 28/18, que tuvo una asignación presupuestaria de $17.284.124,07 y cuya apertura de sobres se llevó a cabo el 26 de marzo de este año. Si bien el destino de la compra fue el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM), que depende de la Subsecretaría de Seguridad, el proceso fue conducido por la Secretaría de Tecnología e Innovación.



Creada por Arroyo en marzo de 2018, el área está desde entonces al mando del ingeniero Sergio Andueza, quien estaba a cargo del COM, rol al que había accedido bajo el gobierno de Gustavo Pulti. Con escaso personal, esa secretaría pasó a monopolizar todas las compras vinculadas a tecnología, las de las cámaras de seguridad, dentro de ellas. Fuentes municipales que conocen el paño de las licitaciones confiaron a La Tecla que todas las licitaciones a cargo de una municipalidad se realizan por encima de las referencias del mercado. La demora en los pagos y la presencia de pocos proveedores legalmente habilitados son los principales motivos que llevan a los privados a inflar los precios. “Pero bajo ningún concepto es atendible una diferencia de casi nueve veces más, ahí hay explicaciones que los responsables deberán dar”, dijo uno de ellos, en el más estricto off the record.

En esta ocasión, las cámaras licitadas fueron cuatro, donde las diferencias entre las cotizaciones fijada por Exanet S.A. -la empresa adjudicada- y los precios de mercado relevados por este medio son abismales. Las 20 cámaras Axis Q6155, tipo domo, fueron tasadas cada una en la licitación en $231.567, cuando se consiguen a $20.207. En Mercado Libre se puede obtener incluso por unos pocos pesos menos, a $20.000. Este caso representa el mayor sobreprecio, exactamente, de un 1.145%.

El caso de las 10 cámaras Axis Q6000-E y las 10 Axis P1367-E -ambas de tipo fijo- presentan la particularidad de que se trata de modelos discontinuados, si bien fueron tasadas en $122.072 y $110.701. Sus reemplazantes presentan precios muy por encima: la Axis Q6032-E se vende a $14.144 y la Axis P1354-E, a $11.724, de acuerdo a los proveedores consultados. No sólo las cámaras presentan irregularidades, también las tarjetas de memoria, un producto mucho más conocido por el público general. Cada una de las 40 tarjetas de 64 GB, marca Kinston clase 10, fueron tasadas en $1.932, cuando cualquier comercio las ofrece, en promedio, a $672.

Por su lado, cada uno de los 40 inyectores PoE marca Axis T8133 –también conocido como midspan, que permite que la alimentación eléctrica se suministre a un dispositivo de red- se fijó en $10.800, cuando cualquier casa especializada lo vende a $2.770. En Mercado Libre, incluso hay ofertas por $1.500. Finalmente se compró un servidor Dell R540, una tecnología de avanzada que permite asignar funciones inteligentes al sistema de cámaras para, por ejemplo, detectar movimientos sospechosos, a $1.064.800, precio un 618% por encima de los $172.062 del mercado. Nuevamente en internet se consiguen los mejores precios, en torno a los $160 mil. Los montos totales presentan una compra de esos seis productos por $8.532.950, cuando en las referencias de mercado se tasan en $972.262, es decir, una compra con un sobreprecio del 878%, muy encima de las diferencias promedio que presentan las licitaciones.

Las principales miradas están depositadas directamente sobre la responsabilidad de la Secretaría de Tecnología e Innovación, a cargo de Sergio Andueza. Esa área fue la encargada de confeccionar el presupuesto de más de $17 millones que originalmente se destinó para la Licitación 28/2018.

 

La versión del Municipio

Consultado por La Tecla sobre las diferencias de precios entre los contenidos en la licitación de las cámaras y las referencias de mercado, Andueza dijo: “No estoy al tanto del sobreprecio, la verdad que lo desconozco. Lo que puedo decir es que fue una licitación pública, ajustada a derecho. Se presentaron tres empresas y ganó una. Deberían acudir al área de Contrataciones del Municipio. No sé si están comparando el mismo modelo de equipos que se adquirieron, porque esos no se encuentran en Mercado Libre”. Por su parte, los representantes de Exanet S.A. se negaron a brindar explicaciones.





 

El valor base, origen de la polémica compra municipal

La Licitación Pública 28/18 tuvo un precio base de $17.284.124, sobre el que los privados formularon su propuesta. El Decreto Provincial 2980/00, reglamentario de la Ley Orgánica de las Municipales, establece que “en las compras de bienes, cualquiera sea el procedimiento a seguir, será necesaria la fijación previa de un valor base estimado con intervención de las reparticiones técnicas que sean competentes y acreditando aproximación a los precios de mercado, pudiendo existir excepciones fundadas en causas que se harán constar bajo responsabilidades solidarias del Intendente y el Director de la Oficina de Contrataciones”.

Sin embargo, ni en el pliego, ni en los decretos de la convocatoria a licitación ni de adjudicación constan esas determinaciones.

 

Las cinco dependencias que participaron en la polémica licitación

La Secretaría de Innovación y Tecnología, al monopolizar todas las compras tecnológicas del Municipio, aparece como la principal expuesta en la licitación 28/18, que presentó sobreprecios, en promedio, del 878%. La Dirección de Información y Telecomunicaciones, bajo la órbita de esa dependencia, al ser la autoridad de aplicación, tuvo a su cargo la confección del Presupuesto de $17.284.124, con el que se llamó a licitación y con el que se realizó el listado de precios sobre el que los privados realizaron su oferta. Pero no es la única que participó del proceso licitatorio.

En concreto, la compra fue confirmada por el Decreto 1.015/2019, que fue firmado el 2 de mayo por el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, y el jefe comunal Arroyo, a favor de Exanet S.A., por un total de $16.301.897. Además de los funcionarios que firmaron el decreto que selló la licitación en cuestión, en la Comisión Asesora de Adjudicación participaron también diversas reparticiones, de acuerdo a la Resolución N° 0573 allí estuvieron representantes de la Secretaría de Tecnología e Innovación, la Subsecretaría de Legal y Técnica, la Contaduría General y la Dirección General de Contrataciones.

 

Apoyatura para las investigaciones judiciales

Ubicado en Juan B. Justo 3653, el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) cuenta con 1.136 cámaras, que son observadas rotativamente por 300 operadores. Su función es la protección del espacio público y la prevención del delito, aunque en la práctica, principalmente se brinda asistencia en las investigaciones policiales y judiciales, y como punto de apoyo al 911. En caso de emergencias se provee asistencia y medios alternativos de comunicación.

 

El antecedente de 2014: denuncia e investigación judicial

En 2014, el fiscal federal Juan Manuel Pettigiani denunció ante la Fiscalía de Delitos Económicos diversas irregularidad presuntamente cometidas en la contratación de 1.000 cámaras de seguridad por parte del gobierno municipal de Gustavo Pulti.

La denuncia de 15 carillas puso el ojo también sobre las conexiones entre Global View -controlada en un 85% por NEC-, la ganadora de la licitación por $111 millones, y Dinatech, su competidora, que ofreció $129 millones. Pese a que ZTE y Telefónica habían solicitado una prórroga por 30 días de la fecha de apertura de sobres, atento que los tiempos fijados no les permitían elaborar una propuesta óptima, eso no fue habilitado y sólo las anteriores firmas pudieron presentarse.

Si bien el empresario Eduardo Wassi, de Dinatech, afirmó que “en la licitación de Mar del Plata nos matamos con NEC y perdimos”, una investigación de Perfil reveló que su principal cliente en Estados Unidos es NEC. Además, entre 2012 y 2013, NEC Argentina vendió las notebooks del Plan Conectar Igualdad a Anses, para lo que contrató a Wassi por el servicio técnico de las computadoras. La hipótesis del fiscal Pettigiani en aquel entonces era que la licitación estaba armada a medida de quien finalmente resultó adjudicada. Por su lado, el Foro de Seguridad marplatense también había pedido la nulidad por “graves violaciones de normas y principios  jurídicos”. La investigación no avanzó.

MAS NOTICIAS
Copyright 2019
La Tecla Mar del Plata
Todos los derechos reservados
Serga.NET