SE DICE QUE
10/03
Tensión en la Secretaría de Seguridad: dos funcionarios al borde de las piñas
Las internas se desataron en esa cartera entre el secretario Oroquieta y su segundo, el subsecretario Gustavo Jara. Policías y municipales, entre los testigos.

Una discusión que fue aumentando en tensión estuvo a punto de terminar en golpes de puño entre el secretario de Seguridad, Darío Oroquieta, y el subsecretario de Operaciones, Gustavo Jara, en una situación que expuso las tensiones que se vienen acumulando en esa secretaría en el último tiempo.

Según pudo reconstruir La Tecla Mar del Plata, el incidente se registró la semana pasada tras culminar una de las reuniones operativas cotidianas que se llevan adelante en el Centro de Monitoreo. Jefes policiales y algunos empleados municipales fueron testigos, a lo lejos, del encontronazo que protagonizaron Oroquieta y Jara. Un golpe contra la pared del segundo, que parecía tener destino inicial en la humanidad del ex subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Federal, evitó que la pelea pase a tener una gravedad aún mayor.

Tras el episodio, no se descarta la posibilidad que Jara presente su renuncia, algo que se conversó informalmente en el ámbito de la secretaría. Trascendidos apuntan a que la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, está al tanto de la situación y habría bancado al subsecretario de Operaciones, su principal referente político en la región a partir de la experiencia de Unión por la Libertad, el partido que condujo hasta que pasó a presidir el Pro. Por esto, Jara estaría en condiciones de resistir un intento de desplazamiento.

La situación de tensión no se limitaría al vínculo entre Oroquieta y Jara, sino que repercute mucho más allá. En esa línea, se habla que entre las fuerzas policiales reina la incomodidad con el vínculo que se desarrolla desde lo más alto de la secretaría, apuntando directamente a Oroquieta.