Argentina
Jueves, 8 diciembre 2022
RETRASO
2 de julio de 2020

Se dilata la presentación de la auditoría del Concejo

Con una agenda volcada al coronavirus y la reactivación económica, Ariel Bordaisco todavía no publicó el informe que detalla el manejo de fondos en el área en los últimos 4 años. La opción que se baraja es hacerlo junto con el detalle de la ejecución presupuestaria del cuerpo en el primer semestre. “La semana que viene se verán fechas”, plantearon desde el Palacio Municipal.

Se dilata la presentación de la auditoría del Concejo - La Tecla Mar del Plata

La auditoría del Concejo, una de las cartas fuertes de Ariel Bordaisco (UCR) en su primer año como presidente del cuerpo, continúa sin aparecer.

Anunciada a fines de diciembre, la misma busca analizar y determinar la situación patrimonial, de infraestructura y personal, entre otras aristas, del Departamento Deliberativo en los últimos 4 años. El objetivo es dar cuenta de cómo se manejaron los fondos en ese período y, en efecto, desde “qué punto de partida” asumió la nueva conducción.

Vale recordar que la situación presupuestaria estuvo en el ojo de la tormenta durante el año pasado, y fue uno de los desencadenantes de la partida del ex titular de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, en septiembre de 2019. Debido a esta situación, el Ejecutivo debió efectuar un “rescate” por más de $95 millones para abonar el sueldo del personal del Concejo entre octubre y diciembre pasados.

La iniciativa de la auditoría se dio en el marco de otras medidas de fondo, como la suspensión, a partir de enero, de cualquier incremento a la remuneración de los ediles por 180 días. Además de la modificación de la estructura de asesores por concejal, que ahora cuentan con un máximo de 9.

“El otro nivel de transformación es en cuanto a la transparencia de cara a los vecinos. El HCD reformó el reglamento interno, a fin de darle formalidad institucional al valor de la comunicación del estado del presupuesto. El presidente del Concejo tendrá la nueva obligación de informar cada 6 meses el estado de ejecución presupuestaria de gastos del Honorable Concejo Deliberante a los concejales y dar a publicidad dicho resultado”, precisaron desde la presidencia del cuerpo el 17 de enero.

Sin embargo, pandemia de por medio, los planes se vieron retrasados, con una agenda sumida al 100% en la Emergencia Sanitaria, y que ahora se encuentra abocada a la reactivación económica de General Pueyrredon. 

Según supo este medio, en un principio, la auditoría se iba a presentar luego del debate del presupuesto, a mediados de febrero. Luego, a comienzos de marzo. El Covid-19 interrumpió los planes y desde la presidencia del Concejo deslizaron que la misma se daría a conocer a la par del informe del estado de ejecución presupuestaria de los gastos del cuerpo.

Asumido en funciones el pasado 9 de diciembre, hace casi siete meses, nada de ello prosperó aún. “Lo tenemos re presente, pero queríamos tener el informe Modernización  y recién hoy terminamos con el área de comisiones”, apuntaron desde las altas esferas del Palacio Municipal. Mañana Bordaisco tomaría conocimiento de estos datos y “la semana que viene” se verían fechas, explicaron.

¿Qué motivos se esconderían detrás del retraso? Las dificultades operativas existen, y el contexto adverso que generó la Emergencia Sanitaria podrían servir de argumento. Pero las razones políticas también estarían en el centro de la escena. 

La posibilidad de tensionar acuerdos políticos que cimientan la gobernabilidad de Montenegro podría estar entre las principales razones. Voces oficialistas y opositoras acuerdan en que si bien Guillermo Sáenz Saralegui, el ex presidente del Concejo durante la gestión de Carlos Arroyo, emerge como el principal responsable del eventual desfalco en la administración de los módulos, esa sería apenas la punta del iceberg.

“Prácticamente no hay sector que pueda mirar a otro lado. Si se cuestiona el manejo de módulos para asesores, se tiene que poner bajo la lupa a responsables más allá de la presidencia”, advirtió una fuente municipal. Por lo pronto, la espera continúa.