DECLARACIONES
26/09
Montenegro volvió a lamentar la tasa de desocupación
“Tenemos el mayor índice de desempleo de la historia de Mar del Plata”, planteó. Además, remarcó el perjuicio que recibió la ciudad por no poder recibir visitantes desde la irrupción de la pandemia.

El intendente Guillermo Montenegro, en declaraciones a Radio Mitre, volvió a opinar sobre el futuro de la temporada de verano y lamentó la inédita tasa de desocupación que padece General Pueyrredon.

“Tenemos el mayor índice de desempleo de la historia de Mar del Plata. Solo puede compararse con la crisis del 2001, cuando había una tasa del 24,2%. Hoy estamos en un 26%, que es el doble de la media nacional y del conurbano bonaerense”, advirtió el jefe comunal.

En esta coyuntura de pandemia, Montenegro destacó también la imposibilidad de recibir turistas y el impacto que tiene ello en la ciudad. En efecto, informó que el distrito recibe un caudal de entre 35.000 y 50.000 personas durante un fin de semana “normal”, por fuera de la temporada de verano; pero este movimiento “ya no existe” ante las restricciones establecidas por la irrupción del coronavirus.

En este contexto, la temporada de verano emerge como un posible salvataje o un leve alivio para una situación económica sumamente debilitada en General Pueyrredon. Al respecto, el intendente planteó que se buscará el cumplimiento con “seriedad” de los protocolos. No obstante, explicó: “Tenemos claro que va a ser una temporada totalmente diferente a otras, pero no es una cuestión que nosotros vayamos a abandonar ni mucho menos. No solo vemos los números de hoy, sino los que vienen después”.

En el marco de los preparativos, Montenegro, hace dos semanas, mantuvo una videoconferencia con el gobernador Axel Kicillof, junto a todos los intendentes de la Costa bonaerense.

En dicha reunión se decidió conformar una Mesa de Trabajo entre los jefes comunales de la región y funcionarios provinciales para avanzar en los protocolos y estrategias para el veraneo, que no sólo permita el descanso de los turistas, sino también que prevea el refuerzo del sistema sanitario. 

Por lo pronto, la comuna ya consensuó un protocolo con CEBRA (Cámara Empresaria de Balnearios, Restaurantes y Afines) en el cual se plantean diversas restricciones como límites a la cantidad de gente en carpas y sombrillas, uso de barbijo en sanitarios, y límites del 50% en la ocupación de los vestuarios. Además de impulsar actividades al aire libre para los turistas: aquí emergen propuestas como los corredores gastronómicos, que fueron aprobados ayer por el Concejo.

Asimismo, esta semana se confirmó que la ciudad recibirá $7 millones de Provincia por el Fondo Especial para la Reactivación del Turismo y la Cultura. El programa fue anunciado el martes pasado en Chascomús por el gobernador Axel Kicillof. Y allí también dijo presente el intendente Guillermo Montenegro. La iniciativa de Provincia contempla la distribución de unos $300 millones entre los distritos bonaerenses para asistir a dos de los sectores más afectados por la pandemia. 

El objetivo es otorgar un respaldo de cara a la próxima temporada de verano a los establecimientos ligados a la industria cultural y turística para la compra de insumos y materiales para la reapertura, el mantenimiento y la adaptación a los nuevos protocolos sanitarios.