RECESIÓN
15/10
A la par de la desocupación, la ciudad tiene las peores tasas de actividad y empleo de su historia
Así lo advierte el Informe Sociolaboral que realizó la Facultad de Ciencias Económicas en base a la última medición del Indec. Los investigadores aseguran que los indicadores remiten y superan a los de la “crisis económica y social 2001-2002”.

“Cuando se publiquen los indicadores del segundo trimestre, se verá reflejado un mayor deterioro”, fue la advertencia que realizaron los investigadores del Informe Sociolaboral en su anterior presentación, y el vaticinio se cumplió.

En el último trabajo publicado recientemente por la Facultad de Ciencias Económicas, el informe señala que General Pueyrredon se encuentra no sólo ante el peor índice de desocupación que se recuerde, sino también en los “mínimos históricos” de la tasa de actividad y empleo.

“En términos generales, en Mar del Plata se presenta una caída considerable del empleo, con un incremento notable de la desocupación y reducción de la subocupación. Los resultados nos remiten a los peores niveles históricos, superando incluso a los de la crisis económica y social 2001-2002. Esta dinámica se replicó a nivel nacional, aunque con menor intensidad”, explican al inicio los investigadores, encabezados por Eugenio Actis Di Pasquale y Marcos Esteban Gallo.

En este marco, la tasa de actividad, que mide el porcentaje que representa la Población Económicamente Activa (PEA) -ocupados más desocupados- en relación a la población total, “constituye una variable central para dar cuenta del dinamismo del mercado de trabajo”. Y, en concreto, durante el segundo trimestre de 2020, dicho indicador a nivel local “cayó en 10,3 puntos porcentuales, alcanzando el valor de 38,8%”. 

Esto significa que la PEA está integrada “por 66.000 personas menos que hace un año”: pasó de 316.000 a 250.000. Ello se debe a que “esas personas no trabajaron durante el ASPO por diversos motivos”: despidos, impacto directo por actividad no permitida o impacto indirecto. 

Tanto en Mar del Plata como en el total de los aglomerados del país, la tasa de actividad “llegó a un mínimo histórico”. En otras palabras, según los investigadores, “la oferta de trabajo se redujo considerablemente como efecto del ASPO, que estuvo en sus fases más restrictivas durante ese trimestre”.

Por su parte, el índice de empleo cayó al 28,7% (-13,9 p.p.), quedando ocupadas un total de 185.000 personas. “Esto representa una baja de 89.000 trabajadores y trabajadoras menos respecto a igual trimestre del año anterior”, asegura el informe. Y sentencia: “Es la peor disminución del empleo de la historia y, a su vez, los valores alcanzados representan mínimos históricos”. Mar del Plata quedó entre los tres aglomerados con menor tasa de empleo, junto con Ushuaia-Río Grande (28,2%) y Formosa (28,4%).

“La comparación la podemos realizar con el valor que surgió durante el segundo trimestre de 2002. En ese momento, la tasa de actividad había alcanzado el 36,9%, un valor superior al del segundo trimestre de 2020. Por ende, podríamos afirmar que los valores alcanzados en la última medición representan los peores jamás registrados”.

En la misma línea, tal como ha informado este medio, el índice de desocupación, ante las restricciones dispuestas en el marco de la pandemia, “aumentó cerca del 100%: pasó del 13,4% al valor récord de 26,0%, e incluye a 65.000 personas desocupadas”. Este porcentaje ubica a nuestra ciudad en el 1º lugar del ranking de aglomerados, seguido por Ushuaia-Río Grande (22,0%), Gran Santa Fe (20,3%), Gran Córdoba (19,1%) y Gran Rosario (17,9%).

Por último, la tasa de subocupación en la comuna cayó del 15,4% al 9,2% (23.000 personas): “Un valor realmente bajo para un segundo trimestre. Las razones pueden encontrarse en que una proporción de aquellas personas que usualmente son subocupadas, durante el ASPO no pudieron trabajar”, concluye el informe.