BAJO LA LUPA
20/02
Los cortocircuitos del plan de vacunación provincial en Mar del Plata
Mientras se expande la inoculación a otros grupos, un gran porcentaje del personal de salud todavía no accedió a las dosis. La utilización de los CAPS y las prioridades de la administración bonaerense, también en el debe.

El plan de vacunación a escala nacional y provincial sigue a paso acelerado, pero no queda ajeno a los cortocircuitos y falencias organizativas propias de una pandemia inesperada.

Una de las primeras alertas proviene del personal de salud local: cerca del 40% no se habría inoculado, según supo este medio. Mientras Provincia centraliza la la vacunación en los hospitales el Interzonal, el Materno Infantil y el Houssay, se deja de lado el sistema de atención primaria de la salud para avanzar con el plan. En la ciudad hay 32 centros donde se podría avanzar con más inmunizaciones.

Parte de estos planteos fueron hechos por el gobierno municipal, que la semana pasada propuso 8 sedes alternativas a Provincia para profundizar el operativo, con lugares como el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA) y los CAPS (Centros de Atención Primaria de la Salud) N° 1, Belgrano, Félix U. Camet y Batán.

En este sentido, genera interrogantes la página, y también aplicación, “vacunate”, por la cual la administración provincial permite la registración de la ciudadanía para suministrarse las dosis, para luego acceder a un turno. No hay un esquema de prioridades para otorgar los turnos, en base a lo diagramado por el ministerio de Salud: personal de salud; adultos mayores de 70 años conjuntamente con las personas que residen en geriátricos; personas de 60 a 69 años; personal estratégico como docentes y no docentes, fuerzas armadas, policía y servicio penitenciario; personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo; y otros grupos estratégicos que surjan.

Por su parte, mientras IOMA avanza con la inoculación de docentes, personal de seguridad y afiliados, Pami con adultos mayores y las escuelas comienzan a ser utilizadas en el operativo, también se evidencia una falla en la comunicación. Según Gastón Vargas, el titular de la Región Sanitaria VIII, hay un nivel de ausentismo de entre el 30% y el 35%, ya que estas personas “no se enteran del turno, están fuera de Mar del Plata o cursando algún tipo de aislamiento”.

Con este escenario, el pasado jueves, ingresaron otras 3.000 dosis de la Sputnik V, las cuales se destinaron a los mencionados hospitales, y a las Escuela Especial N°502 “Dalmacio Vélez Sarsfield” y la Primaria N° 67. Hasta el momento, en la ciudad ya se aplicaron cerca de 7.000 vacunas.