ANÁLISIS
03/05
Bonifatti y una dura derrota que repercute en la imagen del funcionario dentro del Ejecutivo
El voto negativo de Carrancio extinguió las posibilidades del avance de la iniciativa del gobierno que encabeza Montenegro. Cómo queda parado el secretario de Gobierno en el escenario político local.
Una dura derrota se dio este mediodía en la comisión de Legislación del Concejo Deliberante, durante el tratamiento del nuevo pliego del Transporte impulsado por la gestión Montenegro. La construcción de consensos para su buena suerte en las comisiones, dependía del secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, algo que no sucedió ni siquiera en las filas del oficialismo.

La negativa de Carrancio en la votación del pliego, se debe pura y exclusivamente, a la falta de respuestas satisfactorias por parte de la Secretaría de Gobierno. En declaraciones a este medio, el propio Carrancio, sin adelantar su voto, dejó claro que no iba a acompañar el pliego como estaba redactado. “No quedé conforme con la respuesta porque lo único que se respondió fue que el tiempo de los planteos o revisiones ya pasó, cuando en los mismos debates a veces hacemos modificaciones en los proyectos antes de votarlo”.

El no acompañamiento del concejal del interbloque Juntos por el Cambio -ni siquiera una abstención que hubiera dejado la posibilidad a Coria para definir- es una clara señal de todo lo expuesto anteriormente.

El archivo del pliego es una nueva derrota política para Bonifatti en su afán de escalar posiciones a como dé lugar en la consideración del Ejecutivo Municipal, con Guillermo Montenegro a la cabeza.

Impulsado por hombres de la confianza del ex concejal de Sumar, como lo son Galván e Iglesias-conocidos durante la gestión de Pulti-, las resistencias al pliego incrementaron la tensión puertas adentro de la Secretaría de Gobierno.

La muestra más clara de ello fue la renuncia de Iglesias, quien se mostró “cansado” de la gestión e incluso, según apuntaron desde el Municipio, se sintió “aislado” y poco respaldado por parte del titular de Gobierno en el marco de la defensa del proyecto impulsado por el Ejecutivo. Bonifatti fue poco visto en el Legislativo durante los largos plenarios en los que se debatió el pliego.

Ahora, con las dificultades para alcanzar consensos para la aprobación del proyecto, el funcionario vuelve a quedar expuesto, ya que esta era una de las grandes apuestas del Gobierno Municipal para este año. Asimismo, al hombre de Sumar se le empantana su codiciosa aspiración de tener un lugar en la lista del oficialismo de cara a las próximas elecciones.