SESIÓN ORDINARIA
06/05
El Concejo aprobó el paquete de incentivos a la construcción
Por unanimidad, los ediles aprobaron 9 ordenanzas divididas en 4 expedientes. Se destaca la creación de un régimen promocional para el sector y un plan de amnistía para regularizar metros cuadrados construidos.

Luego de varios meses de debate, finalmente el Concejo Deliberante terminó de aprobar el paquete de ordenanzas que componen el Plan de Reactivación para la industria de la construcción diseñado por el Ejecutivo Municipal.

 En total, se le dio luz verde a 9 normas, divididas en 4 expedientes. El primero proyecto establece un “Régimen promocional para la reactivación de la Industria de la Construcción, aplicable a los varios distritos urbanos contemplados en el COT” (Código de Ordenamiento Territorial). 

En este caso, se crea el régimen para los distritos residenciales I, II y los centrales presentes en el COT. En tanto, el anexo II establece una promoción sobre planos de construcción presentados o aprobados en periodo prepandemia. Y, el apartado III, consigna un incentivo a la creación de espacio público.

Por su parte, la segunda ordenanza contempla un régimen promocional de 24 meses aplicables a los distritos urbanos conforme a los anexos I, II y III de este proyecto, en donde se contemplan incrementos en los indicadores básicos para poder construir en diversas zonas de la ciudad, como el distrito R4 y las parcelas frentistas de Avenida Constitución. 

En concreto, se incrementan índices al máximo de lo que indican las leyes provinciales, permitiéndose construir un piso más de lo que permite el COT. Además se creará una comisión conformada por el HCD y el Ejecutivo para analizar un sistema de compensaciones urbanísticas a raíz de la ocupación de parcelas para construir. La intención es que se puedan generar más espacios verdes de uso público en la ciudad.

 El segundo proyecto propone un Plan de Amnistía o de “Regularización de Construcciones”. El plazo es de un año para que sean declaradas aquellas estructuras “ejecutadas parcial o totalmente y que no cuenten con la debida autorización municipal”. Se trata de una iniciativa que, por un lado, le permite recaudar a la Comuna y, por el otro, registrar aquellos metros cuadrados que no fueron declarados

Al proyecto original se le incorporaron modificaciones, fundamentalmente una diferenciación del tipo de estructura, por lo que habrá dos ordenanzas. En la primera, se incluye un régimen con mayores facilidades para las viviendas propias y únicas de ocupación permanente, mientras que en la segunda se contemplan el resto de las edificaciones, es decir, las de mayor volumen (multifamiliares).

 Entre los beneficios, se destaca una exención del 100% en tasas entre el periodo entre que se declara que la construcción existe y el trámite de regularización. Lo mismo que la tasa de servicios técnicos de la construcción. 

El tercer punto propone la creación de Áreas de Acuerdo Urbano y áreas de Proyectos de Integración Socio Urbana, además de un fondo de Mejoramiento del Hábitat con el objeto de promover el acceso justo al hábitat.

A grandes rasgos, la ordenanza delimita áreas para propiciar la urbanización de barrios populares/periféricos. Va a permitir, en coordinación con Nación y Provincia, la creación de planes de vivienda y el mejoramiento de calles en estos sectores.

 Por último, el cuarto proyecto modifica artículos del C.O.T referentes a urbanizaciones cerradas y clubes de campo.

Debate

 “Todos estos expedientes forman parte de un Plan de Reactivación, y fue en el sentido que lo trabajamos en cada comisión. Este proyecto arrancó con un expediente de 13 anexos, con varias aristas. En un contexto de índices de desempleo que superaban o estaban muy cerca de lo ocurrido en 2021, como cuando llegamos al 26% de desocupación. La UOCRA dijo que antes había 15.000 obreros registrados y el año pasado no se llegaba a la mitad”, señaló Marianela Romero (UCR), la presidenta de la comisión de Obras.

 Y agregó: “Es la heramienta que necesita la ciudad para reactivar la construcción y otras áreas que tangencialmente tendrán un impacto positivo”. No obstante, la concejala radical planteó la necesidad de una reforma integral en el COT. “Los distintos bloques necesitamos una discusión sobre el modelo de ciudad que queremos, en términos de obras y planificación; los usos de suelos que hay. Esto no debe ser un proceso solo con el Ejecutivo, sino que se debe invitar a otros espacios”, esgrimió.

 Por su parte, Virginia Sívori (Frente de Todos) manifestó: “La construcción es un sector a promover. Si bien la pandemia profundiza la crisis, venimos de un año de un modelo económico que hizo foco en lo financiero y no en lo productivo, lo que generó muchísima pérdida de fuentes de trabajo.

 Asimismo, indicó que este plan plantea instrumentos que “se deberían utilizar en la planificación a mediano y largo plazo, en forma ordenada, pero estos expedientes no mostraron esa iniciativa”. Y, en esa línea, cuestionó la extensión de la iniciativa presentada por el Ejecutivo: “Hay otros modos de elevar para hacer política pública”.

  En tanto, Hotacio Taccone (Acción Marplatense) valoró las herramientas recientemente aprobadas, aunque lamentó que no se concretara antes. “Me quedó el sabor amargo de no haberlo hecho, pero no opaca que sean ordenanzas muy importantes”, concluyó.