DIMES Y DIRETES
10/06
Alberto y nuestros orígenes: el discurso del Presidente bajo la mirada de los analistas
Gustavo Córdoba y Analía del Franco analizaron las repercusiones de la polémica frase que enojó a brasileños y mexicanos. ¿Tiene costo político? La comunicación oficial, en análisis.
La polémica suscitada por la frase del presidente Alberto Fernández, referida al origen de brasileños, mexicanos y argentinos, sigue generando repercusiones, dentro y fuera de nuestras fronteras.

“Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos”, dijo el mandatario argentino,k parafraseando de manera errónea al escritor mexicano Octavio Paz, cuando es una frase utilizada en una canción por el músico argentino Litto Nebbia.
 Acerca de las consecuencias a futuro de este tipo de “errores” recurrentes, el analista Gustavo Córdoba estimó que “no va a tener un impacto grave, al menos no más que lo que vivimos en estos días, al menos a largo plazo.  Incluso a nivel internacional tuvo tanta repercusión, porque es un tema que merece un manto de olvido rápido”.

“Deja entrever que el problema de los gobiernos, y en esto hay que ser enfático, nunca es de comunicación, siempre es político. Estas cosas pasan por las falencias, o ausencia, de dispositivos de comunicación profesionales. O, dicho de otra manera, por una ausencia de profesionalización en la comunicación gubernamental”, añadió el reconocido consultor.  

Córdoba profundizó su análisis señalando: “Cuando vos no tenés procedimientos rutinizados de comunicación, donde la improvisación se impone al trabajo planificado, donde esa improvisación en los contenidos es más importante que cualquier letra que vos puedas construir narrativamente con un equipo, no esperes resultados profesionales. La institución presidencial amerita un trabajo de mayor riqueza, creo que hay un punto en el que se confunde la importancia del cargo con la personalidad de quien lo ejerce. Ahí podríamos encontrar el porqué de esta continuidad de errores”.

“Recordemos que el expresidente (Mauricio) Macri fue mucho más pródigo que el actual en darnos narrativas de este tipo. Y si me preguntás en cuánto influyeron todos esos lapsus en el resultado electoral, yo te diría que nada, que fue la economía”, finalizó.

Por su parte, Analía del Franco, analizó que “el Presidente tiene una manera muy espontánea, es muy afectuoso, y a veces esa espontaneidad tiene sus costos. A veces también habla demasiado coloquialmente, y no siempre es lo mejor para hablar de manera masiva. Fundamentalmente porque no toda la gente tiene los mismos códigos para hablar,  no está siempre atenta a este tipo de cosas, que fue contundente y hasta graciosa”.



La analista  añadió que “este tipo de cosas que dice no hay quien las crea, como las que dijo hace poco del personal de Salud. Generan risa, la oposición las agarra, pero nadie cree que piense eso porque en la esencia la gente siente que es una persona honesta y que no tiene malas intenciones. Por eso este tipo de cosas no le van a hacer mella, porque siempre ha hablado bien de Latinoamérica, de los latinoamericanos.  No tiene que ver con la ideología, sino que se expresó mal”.

En cuanto a la posibilidad de que este tipo de errores minen su imagen, Del Franco sostuvo: “No, por supuesto que no va a pasar eso. Primero porque hay un 45% de la población que lo vota diga lo que diga o si se equivocó con Octavio Paz. Los sectores progresistas saben que él no piensa eso. Y el sector que está del otro lado de la grieta aprovechan, pero no lo va a afectar a pesar de los memes y estar en una situación graciosa”.