EN LA MIRA
11/06
Polémica en puerta por la cesión de un predio a un empresario de la nocturnidad
El terreno está ubicado en Avenida de los Trabajadores al 5700 y hoy se encuentra ocupado por la Asociación “Luis Piedrabuena”, conducida por un ex miembro de grupos de inteligencia. Ahora circula un expediente interno en el Ejecutivo para dárselo a un privado.

Un expediente interno que circula por el Departamento Ejecutivo vuelve a encender la polémica por la cesión de un predio municipal lindero al Faro de la Memoria.

Según supo este medio, la iniciativa hoy está en evaluación dentro de las Secretarías de Obras y Gobierno. El proyecto está titulado como “Recuperación Camping Piedra Buena”-en la web figura como “Camping La Cabaña”-y el lugar en cuestión ha estado en el ojo de la tormenta en los últimos tiempos.

Se trata de un terreno ubicado a 100 metros del Faro que es explotado por la Asociación “Luis Piedrabuena”, conducida por Augusto Menecier, un ex integrante de la división de Inteligencia Naval durante la última dictadura militar entre 1978 y 1979.

Si bien el último verano no hubo actividad por la pandemia, el sitio continúa en manos del ex militar. Según precisaron desde el Colectivo Faro de la Memoria, no hay un canon ni permiso de explotación. Es decir, consideran que está “usurpado”.

Durante el cierre de la gestión de Carlos Arroyo, el ex jefe comunal buscó impulsar en el HCD un permiso de carácter precario a la entidad. Sin embargo, el oficialismo de aquel entonces no contó con los consensos necesarios y la propuesta no prosperó; aunque la Asociación continúa utilizando el predio.

En 2019, la intención de la anterior administración generó el repudio por parte de la sociedad civil. Según apuntó la Organización Mar, en 2014, el Estado Municipal inició un juicio de desalojo contra la Asociación Civil Centro Recreativo Comandante Luis Piedrabuena (ACCRCLP) con el objetivo de recuperar el predio municipal de 16.900 metros cuadrados, donde la explotación del camping “La Cabaña”-con capacidad para 400 personas- no pagaba canon al Estado ni contaba con una habilitación.

En épocas de Arroyo, de acuerdo a lo expuesto por la ONG, se desistió de continuar con la acción judicial para beneficiar a Menecier y darle 5 años de permiso precario con un canon irrisorio de $80.000 anuales en 2019, algo que no prosperó.

Tras este conflicto, ahora hay otro interesado para hacerse con el lugar: un empresario de la nocturnidad que se desempeña en el complejo de boliches de la Normandina. Si bien hasta el momento no hay ningún proyecto de ordenanza, la posibilidad está siendo analizada por las áreas internas del Ejecutivo.

Etiquetas / Tags
Arroyo