ANÁLISIS
26/07
Un cierre de listas que dejó heridos y vacantes en el Ejecutivo
Montenegro deberá llenar los casilleros vacíos que dejaron Nicolás Lauría y los funcionarios de su agrupación, a lo que se suma la sangría tras la ruptura con Fiorini. Oxigenar el Gabinete de cara a la segunda mitad del mandato, el principal desafío.

Las consecuencias de los armados electorales en la ciudad han dejado una marca en el Ejecutivo Municipal que conduce Guillermo Montenegro, que deberá barajar y dar de nuevo en busca de oxigenar el gobierno de cara a la segunda mitad de su mandato.

El último portazo, el del edil Nicolás Lauría y su equipo-los ex militantes del Partido Fe que crearon la corriente Creciendo Juntos-obligará, en primera instancia, a determinar quién será el nuevo presidente de bloque de Vamos Juntos. Un puesto que parece maldito, dado que en mayo también había quedado vacante tras la renuncia de Alejandro Carrancio, ruptura de Montenegro con el senador Lucas Fiorini mediante.

Hoy el espacio estaría integrado por Agustín Neme (Pro), el monzoísta Guillermo Volponi y Mercedes Morro, la dirigente gastronómica. En términos de “lealtad”, el primero debería alzarse como el nuevo presidente de bloque; aunque nada de ello está confirmado aún.

En la misma línea, el Ejecutivo tendrá ver la manera de detener la sangría en otros puestos sensibles, como la Subsecretaría de Asuntos de la Comunidad, con un rol trascendental en el vínculo con el fomentismo, y la delegación del Puerto, a partir del alejamiento de Franco Luna y Luis Ignoto, respectivamente.

Ahora bien, la renuncia de Lauría y compañía, con Daniel Luna, su cuñado, a la cabeza, es sólo la punta del iceberg en cuanto a los casilleros vacíos que quedan en el Gabinete. El alejamiento de funcionarios ligados a Fiorini tras la discusión del pliego del transporte dejó vacantes la presidencia del Emtur, la vicepresidencia de Obras Sanitarias y el representante municipal en Punta Mogotes.

La primera línea del Gabinete también sufrirá cambios en el corto plazo. Montenegro deshoja la margarita con el reemplazante de Fernando Muro, el secretario de Producción que será el cabeza de lista de Juntos, y de Alejandro Rabinovich, el coordinador de Gabinete, que en caso de ganar la interna contra Ariel Bordaisco en la Quinta Sección tendría los días contados en el Ejecutivo. 

Ante la consulta de este medio sobre dicha cuestión, el intendente admitió que se está “evaluando” la posibilidad de renuncia o pedido de licencia en ambos casos. De acuerdo a la línea sucesoria del economista, Gustavo "Tato" Serebrinsky sería quien podría ser el nuevo titular de Producción. Fuentes municipales aseguran que el radical se puso la Secretaría al hombro ante el poco vuelo propio y, por momentos, insuficiencia de Muro

Por lo pronto, los movimientos en el Ejecutivo son una realidad y podrían ser más de cara a fin de año. Por ejemplo, el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, es uno de los apuntados para abandonar el barco, herido tras el naufragio del pliego del transporte y las irregularidades en el convenio de las fotomultas, además de quedar relegado en el cierre de listas. 

En este marco, la definición de los candidatos podría dar algunas pistas sobre el esquema de gobernabilidad del intendente y los nombres que usará para completar los cargos, donde habrá que prestar atención al Concejo Deliberante. Sobre todo, a aquellos ediles que no podrán renovar su mandato.