CAMINO A LAS URNAS
03/09
Legislativas 2021: el gabinete de Axel Kicillof y el escaso poder de fuego en el territorio
El equipo de gestión que acompaña al Gobernador bonaerense se caracteriza por no poseer un gran desarrollo territorial. Los ministros también serán evaluados en estas elecciones de medio término. Qué pondrá en juego cada integrante.
El gobernador Axel Kicillof atravesará su primer examen en las urnas como conductor de la provincia de Buenos Aires y, entre otros aspectos, cada miembro de su gabinete será puesto bajo la lupa. No obstante, la espalda del equipo de gestión del mandatario carece de fortaleza en el territorio para enfrentar una batalla clave de cara a las aspiraciones del Frente de Todos.

Del total los integrantes de la primera línea, no muchos pueden ostentar de un poderío construido en base a su trayectoria y experiencia militante. Incluso, tal característica es uno de los puntos débiles que muestra con mayor visibilidad la coalición gobernante en tierras bonaerenses.

Hay diez integrantes del plantel de Kicillof carecen de un despliegue territorial y que hacen más difícil poder cuantificar su aporte a la hora de contar los votos en las elecciones. Muchos de ellos poseen un perfil más “técnico” que “político”.   

En esta lista incómoda aparecen: Carlos Bianco (Jefe de Gabinete de Ministros); Pablo López (Ministro de Hacienda); Jesica Rey (Ministra de Comunicación Pública); Augusto Costa (Ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica); Agustina Vila (Directora General de Cultura y Educación); Nicolás Kreplak (Ministro de Salud); Estela Díaz (Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual); Agustín Simone (Ministro de Infraestructura y Servicios Públicos); Mara Ruiz Malec (Ministra de Trabajo); Javier Rodríguez (Ministro de Desarrollo Agrario) y Federico Thea (Secretario General).

De esta manera, el grueso del grupo que conduce la Provincia da cuenta de su falta de poder en los municipios al momento de revisar tanto la lista a precandidatos a diputados nacionales como las de legisladores en las distritales.

Tal configuración del tablero interno del Frente de Todos, marca una diferencia entre las figuras que ponen en juego su estructura y las que no. Bajo estas circunstancias, Kicillof deberá confiar en aquellos pocos de su Gabinete que ponen los pies en el barro para encaminar la disputa en las elecciones venideras.   

Las excepciones de un gabinete con poco poder de fuego en el territorio

En un breve repaso, quienes no se corresponden con el perfil de escasés de desarrollo sobresalen fácilmente. Tal es el caso de la vicegobernadora Verónica Magario que, junto con el intendente Fernando Espinoza, maneja los hilos en La Matanza y pisa fuerte en la Tercera sección.

Por su parte, la ministra de Gobierno María Teresa García exhibe probados pergaminos de construcción en el partido de San Isidro. La ahora precandidata a senadora provincial en la Primera sección es una pieza clave para el armado del FdT y apuestan a que pueda conducir el bloque en la Cámara Alta.

En tanto, el ministro de Seguridad Sergio Berni hizo gala de su presencia territorial cuando presentó lista propia para diputados provinciales en la Segunda sección. Tras la no oficialización de la boleta, pudo lograr que su esposa, Agustina Propato, se ubique como quinta precandidata a diputada nacional.

También se puede anotar en este selecto grupo al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak. El experimentado dirigente, que arrastra una fuerte presencia tras ser intendente de La Plata y ocupar distintos cargos, tiene presencia de su sector entre los precandidatos a diputados bonaerenses de la Octava sección y mantiene un vínculo cercano con la vicepresidenta, Cristina Kirchner.  

El titular de la cartera de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque, encarna el despliegue que posee La Cámpora en distritos centrales para la pelea electoral. Al mismo tiempo, logró que su hermana, Mariana, vaya por la renovación de su banca en la Cámara Baja por la Tercera sección.

Finalmente, el ex ministro de Salud Daniel Gollan carga en su espalda con una extensa trayectoria en la gestión pública como sanitarista que le valió para ser ungido como uno de los principales candidatos del Frente de Todos en la Provincia.

Se puede decir que una de las dirigentes con mayor peso en el territorio -así al menos quedó demostrado en el cierre de listas, ya que logró poner a su pareja como primero en la sección y se quedó con la la lista local- es la ex ministra de Desarrollo, hoy titular de Anses, Fernanda Raverta, al igual que Larroque, representante de La Cámpora.