"ESTOY EN CARRERA"
10/09
Una docente platense entre las 50 mejores del mundo: "Llegar a este punto era soñado"
Ana María Stelman, fue seleccionada dentro de las 50 mejores maestra del mundo por LA Fundación Varkey y la Unesco, su objetivo es llegar a posicionarse dentro del top ten. En diálogo con Cadena Río contó qué hará si gana el premio. Mirá
Ana María Stelman, es una docente platense que trabaja en la Escuela primaria N°7 del Barrio Hipódromo, que se hizo conocida tras haber sido seleccionada entre las 50 mejores maestras del mundo. Esta mañana dialogó con FM 88.7, Cadena Río y habló de su trayectoria y la importancia de estar participando en este concurso internacional.

La docente muy emocionada contó el momento que está viviendo, tras ser seleccionada por la  Fundación Varkey y la Unesco, entre más de ocho mil aspirantes de 121 países del mundo. En su declaraciones afirmó: "La emoción que sienten mi mamá y mis hijos, ese ya es mi premio." El concurso hace un "reconocimiento docente", y ella presentó su currículum se recibió en 1984 y estuvo al frente de un aula durante 20 años, también participó en varios proyectos municipales y de extensión universitarios. "Mi forma de trabajo es a través de proyectos, tratando de ver en qué puedo motivar a los chicos para que puedan aprender".

Con respecto a su participación contó que una amiga la nominó años atrás y que en pandemia, la directora y otras compañeras le insistieron en que participe en dicho concurso. "Ana tenés que anotarte", narró y destacó: "Llegar a este punto era soñado, y ahora estoy en carrera. Tiene que elegir 10 finalistas el mes que viene y en noviembre la finalista". Según trascendió el premio será un millón de dólares y al respecto afirmó:"Si gano mi familia está primero pero hay muchas cosas que quiero hacer en la escuela, una cocina nueva y también en la ciudad."

Stelman, también narró que actualmente trabaja en el barrio Hipódromo de La Plata y que si bien tiene "miedo a los caballos", está trabajando con ellos para su contenido. Enamorada de su profesión, admitió que siempre va adelante con su compromiso por enseñar. "Una buena docente debe tener empatía y la capacidad de ver a los chicos y escucharlo para ver lo que necesitan, a veces no lo piden con la voz pero si con los ojos y las actitudes, los nenes a veces con lo que hacen, te están pidiendo una mano", remarcó.

"No trabajo con papeles ni cajas, son seres humanos y necesitan nuestra dedicación y tenés que atender a todos iguales", remarcó sobre su vínculo con sus alumnos, además admitió que en tiempo de pandemia fue un gran desafío: "  Extrañaba el feed back dentro del salón con los chicos", también sostuvo que trabajó mucho para tratar de que los chicos entiendan. Con respecto al avance de las nuevas tecnologías en la educación, aclaró: "Desde mis comienzos no había nada de tecnología y a medida que fue avanzando traté de incorporarla a mis clases" y lo más importante "no es saber todo sino dónde encontrarlo y cómo utilizarlo (...) No es fácil enseñar y hacer que la otra persona entienda lo que uno le quiere decir" y destacó: "La tecnología no tiene que restar".