HACIA NOVIEMBRE
13/09
¿Cómo quedaría el Concejo Deliberante de repetirse los resultados en las Generales?
El gobierno municipal obtuvo un triunfo contundente que, en proyección, le significaría obtener ocho de las doce bancas en juego. El kirchnerismo obtendría las restante cuatro. Sin margen para una tercera opción.

Con el 95% de las urnas escrutadas, Juntos alcanza el 46,84% con un acumulado de 150.372 votos, casi 20 por encima de los obtenidos por el Frente de Todos, que expone un 27,12% que representan 87.077 votos. De repetirse estas cifras en las Generales del 14 de noviembre, el oficialismo sumaría ocho bancas, mientras que la oposición lograría las cuatro restantes.

El 5,8% de Avanza Libertad en la sumatoria de su triple interna, el 4,6% del Frente de Izquierda, el 3,6% de Acción Marplatense y el 2,9% de Crear Mar del Plata; adelantan un escenario de polarización con un escenario complejo para que una tercera opción pelee su ingreso al Concejo Deliberante.

El 8-4 representa una mejora para el interbloque de Juntos, que ponía en juego 7 bancas obtenidas en 2017, donde se computan las seis propias del entonces Cambiemos –contabilizando a Agrupación Atlántica- más la de Mercedes Morro, que en aquella oportunidad fue candidata por 1País de Sergio Massa.


Sin embargo, no alcanza para que el oficialismo retome el control del Concejo Deliberante: las actuales 10 bancas crecen a un interbloque de 11 que lo deja a un solo voto de llegar al fifty-fifty que le permita un desempate de Presidencia.

Puertas adentro de Juntos, el bloque Vamos Juntos evidenciaría un fuerte crecimiento pasando de tres bancas a cinco. A los actuales concejales (Guillermo Volponi y Morro renovarían, más Agustín Neme que entró en 2019) se sumarían Fernando Muro y Florencia Ranelucci. El radicalismo, por su lado, lograría mantener su bloque de cuatro, donde ponía en juego tres bancas: a Marianela Romero se le agregaría una importante renovación con Daniel Nuñez, Marina Sánchez Herrero y Gustavo Pujato. Finalmente, la Coalición Cívica también sostendría sus dos escaños, con la renovación de Angélica González. En tanto, diciembre marcará la extinción del bloque de Agrupación Atlántica, que no se presentó a elecciones y pierde su única banca que quedó de 2017.

El Frente de Todos tiene por delante el desafío de mejorar su desempeño, de modo tal que le permita pelear la banca 12 que hoy está en manos de Juntos. Un 7-5 mostraría un cambio significativo en comparación al actual 8-4, pese a que el triunfo oficialista asomaba como lo inevitable.

Más allá de la derrota, de proyectarse una obtención de 4 bancas, representaría una menos de las 5 logradas en 2017. Virginia Sívori y Ariel Ciano renovarían, mientras que las caras nuevas llegan de la mano de la administradora de Punta Mogotes, Mariana Cuesta, y el titular de la CGT Mar del Plata, Miguel Guglielmotti. Por el momento, Verónica Lagos, quinta en el orden de la lista, la miraría desde afuera a partir de diciembre.

Por fuera de la polarización Juntos-Frente de Todos, tanto Crear Juntos como Acción Marplatense mantendría un rol de árbitro con sus dos concejales obtenidos en 2019, pese a tener un escenario complejo para pelear un escaño en este 2021.