BOLETÍN OFICIAL
13/10
Traslado de Bromatología: Montenegro delega la autorización de las “tareas de inspectoría” a Gobierno
Por ahora sin cambios en el organigrama, el Departamento continuará bajo la órbita de Salud. Sin embargo, las inspecciones que se realicen deberán pasar por el filtro de la cartera que conduce Santiago Bonifatti.

A través del decreto N°1664/21, el Ejecutivo se expidió acerca del conflicto generado por el posible traslado del Departamento de Bromatología a la Secretaría de Gobierno.

A pesar de lo que se temía, no habrá cambios en el organigrama por el momento, de acuerdo al acto administrativo al que tuvo acceso este medio. La novedad saliente es que el intendente dispuso que la cartera que conduce Santiago Bonifatti será la encargada de autorizar las “tareas de inspectoría” de Bromatología, que se mantendrá bajo la órbita de la Secretaría de Salud.

Entre los considerandos de esta decisión, Montenegro advierte que el artículo 181° de la Ley Orgánica de las Municipalidades (LOM), permite delegar en sus Secretarios “atribuciones que legalmente le fueron conferidas con el objeto de evitar la sobrecarga de tareas administrativas y facilitar el desenvolvimiento” de aquellas tareas que le corresponden al Ejecutivo.

Y que “la complejidad de las funciones del intendente municipal exige la adopción de medidas conducentes para el cumplimiento de las mismas con la eficiencia y celeridad que requieren las necesidades comunitarias”.

En este sentido, “a fin de generar eficiencia en el desarrollo de la función de inspección, surge la necesidad de delegar en el secretario de Gobierno las tareas inherentes al control del cumplimiento de las normas propias municipales, provinciales y nacionales que deba observar el municipio en materia de comercios, gastronomía, industria, establecimientos de salud, clubes, sedes sociales y actividades en la vía pública en resguardo de la higiene, seguridad, salubridad y convivencia en comunidad, debiendo para ello coordinar, planificar, ordenar y controlar inspecciones con la expresa facultad de clausurar establecimientos, decomisar y destruir productos, demoler y trasladar instalaciones”.

De esta manera, “las funciones de inspectoría que se realicen en el ámbito del Partido de General Pueyrredon por parte del personal dependiente del Departamento de Bromatología de la Dirección de Protección Sanitaria de la Secretaría de Salud serán ejecutadas previa autorización expresa de la Subsecretaría de Inspección General”.

Para dejar asentada esta decisión, Montenegro modificó el decreto 916/20 que reglamenta las atribuciones del secretario de Gobierno, a las cuales se agregan las mencionadas responsabilidades. Y, entre otras tareas, se lo habilita a “expedir órdenes para practicar inspecciones, coordinar y controlar los procedimientos de inspectoría; y adoptar, dentro de las materias de su competencia, medidas preventivas para evitar incumplimiento a las ordenanzas de orden público, estando facultado para clausurar establecimientos, decomisar y destruir productos, demoler y trasladar instalaciones”.

Vale recordar que el tema había generado revuelo en los pasillos del Palacio Municipal en los últimos meses, e incluso la comisión de Salud Comunitaria realizó una recorrida por el Departamento de Bromatología. En aquella ocasión, los trabajadores mostraron su preocupación ante un posible traslado-que con este decreto, en principio, no se concretaría-además de advertir falta de recursos humanos. A raíz de ello, el HCD pidió informes al Ejecutivo para tener más detalles sobre los pasos a seguir en la dependencia.