Argentina
Jueves, 8 diciembre 2022
PROBLEMATICA
22 de marzo de 2022

El abandono del Estadio Mundialista

La clausura de la platea techada expuso las décadas sin obras en el José María Minella. El Municipio esgrime no contar con los fondos necesarios y apuesta al apoyo de Nación y Provincia.

El abandono del Estadio Mundialista - La Tecla Mar del Plata
El abandono del Estadio Mundialista - La Tecla Mar del Plata
El abandono del Estadio Mundialista - La Tecla Mar del Plata
El abandono del Estadio Mundialista - La Tecla Mar del Plata

De ser un estadio modelo, construido para el Mundial de Fútbol de 1978, el José María Minella alcanzó niveles de deterioros insospechados, que exponen no sólo a la dirigencia local, sino también a las otras jurisdicciones, por las décadas de abandono en lo que es -o supo ser- uno de los lugares emblemáticos de Mar del Plata.

La gota que colmó el vaso fue la inhabilitación para usar la platea techada, por peligro de derrumbe. El contratiempo se dio a conocer a fines de septiembre del año pasado -aunque la corrosión de toda la estructura había sido advertida tiempo atrás-, y su solución parece lejos de encontrarse. Se trata de algo que, además, afecta a la capacidad recaudatoria de los dos clubes más populares de la ciudad, Alvarado y Aldosivi, al contar con aforo reducido en sus partidos.

El primer paso para avanzar en la refacción es un estudio que debe llevar a cabo la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) con un grupo de ingenieros, arquitectos y especialistas para determinar el nivel real de deterioro de la platea y si es posible un arreglo. En caso de que haya una solución se agregaría un informe adicional, en el que se especificarían con exactitud qué trabajos deben realizarse y el costo total de los mismos.

Pero el problema es que el estudio preliminar implica una erogación de entre 13 y 14 millones de pesos. El Municipio plantea que no puede afrontar ese costo, por lo cual busca financiamiento de Nación, principalmente por medio de contactos entre Matías Lammens, titular de Turismo y Deportes, y el intendente Guillermo Montenegro.

Según explicó Andrés Macció, presidente del Ente de Deportes (Emder), el dinero que requiere el informe no está contemplado en el Presupuesto 2022. Asimismo apuntó contra el abandono del estadio desde que fue inaugurado, en el marco de una exposición en el Concejo. “Se construyó en 1978 y tendría que haber iniciado su mantenimiento cinco años después de su construcción, por el material con que está hecho”, afirmó. Además sostuvo que el Minella “está prácticamente frente al mar”, lo que obliga a avanzar en tareas preventivas por el deterioro de la infraestructura.

En la misma línea se pronunció Montenegro, quien planteó que es un “problema estructural” a resolver y que está buscando “alternativas con el Gobierno nacional” y con Kicillof, con el que también habló del asunto a comienzos de marzo. Lo que dejó en claro es la necesidad de financiamiento externo. “No puedo plantear una inversión millonaria en la situación en la que hoy se encuentra la ciudad”, remarcó.

En el Ejecutivo municipal no descartan ninguna alternativa. No sólo está en carpeta alguna ayuda de las otras jurisdicciones, sino también la participación del sector privado.

El abandono del Estadio Mundialista

El gobierno apoya la conformación de una Unidad de Gestión entre Nación, Provincia y Ciudad para abordar la situación del estadio.


Del lado de Nación, Lammens se refirió al asunto en diversas ocasiones. El ministro sostuvo que “le duele” ver el estadio en las condiciones actuales, y reconoció que “hace falta una inversión importante”. Entre las posibles salidas advirtió la de conformar un ente tripartito entre Nación, Provincia y Ciudad para “administrar” el Minella. Pero hasta la fecha no dio más precisiones al respecto, y ninguna tratativa tuvo resultados concretos.

Por ser una marplatense, son varios los que apuntan a Inés Arrondo, la secretaria de Deportes de la Nación, ex-Leona y “albertista”, para lograr la inversión que se necesita. Pero desde el entorno de la funcionaria comunicaron a La Tecla que no hubo contactos con Montenegro hasta el momento y que todo se está canalizando a través de Lammens.

Ahora, bien, la platea techada no es el único déficit de infraestructura del estadio, que acumula problemas crónicos. En noviembre pasado, el Emder elevó al Concejo Deliberante un informe pormenorizado en el que se advirtió sobre otros defectos: torres de iluminación con peligro de desprendimientos por la avanzada corrosión, el ascensor aguardando su refacción, plateas despintadas y un campo de juego no apto para la alta competencia.

Si bien el ente avanzó con algunas reparaciones durante el verano, en los últimos días se profundizaron los inconvenientes con la luz. Por un presunto acto de vandalismo, la torre de iluminación ubicada en la popular sur quedó inhabilitada desde el 13 de marzo.

Según informó Macció se trata de un daño “muy importante”, que obliga a restablecer todo el circuito eléctrico, que cuenta con repuestos antiguos y difíciles de conseguir. Las consecuencias inmediatas ya están a la vista: por tiempo indefinido, Alvarado y Aldosivi deberán jugar con luz natural sus partidos. Por su parte, el gobierno municipal ya elevó una denuncia penal para aclarar los hechos. ¿Tendrán solución las fallas estructurales del José María Minella mientras se acumulan décadas de abandono?

 

Una alternativa en el HCD para sumar financiamiento

Si bien el gobierno apuesta a contar con el financiamiento de Nación y Provincia como la principal alternativa para poner en valor el estadio, otras iniciativas andan circulando en el Concejo sobre el tema.

Por caso, en búsqueda de una salida, el HCD le dio el primer dictamen en la comisión de Deportes a una iniciativa que apunta al involucramiento del sector privado. El proyecto de ordenanza data de julio de 2021 y plantea la “necesidad de generar recursos para poder recuperar la infraestructura de los espacios recreativos y deportivos administrados por el Emder”, por lo cual se propone impulsar la actividad publicitaria para producir nuevos fondos.

La propuesta apunta a la colocación de carteles luminosos de tecnología LED, pantallas y banners en todos los estadios y pasajes del parque de los deportes “Teodoro Bronzini”, los polideportivos barriales, como así también en espacios recreativos como Laguna de los Padres y Parque Camet, los cuales podrán ser contratados por privados u otras esferas del Estado para realizar publicidad. Todo lo recaudado irá a parar al acondicionamiento y reparación de los escenarios deportivos.

¿De qué manera? A partir de los ingresos por el cobro de tasa de publicidad se creará un fondo afectado para ser destinado al mantenimiento y puesta en valor de los escenarios deportivos que administra la Comuna. El alcance de las mejoras apunta a la estructura edilicia de cada lugar, además de todo el equipamiento deportivo y electrónico, más su maquinaria.


El abandono del Estadio Mundialista

El Emder prevé gastar $40,3 millones en el mantenimiento del estadio mundialista durante el ejercicio 2022, lo que significa 5 millones menos que en el Natatorio municipal.


La posibilidad del naming, una apuesta en boga

Estadios destacados, como el Monumental o el Camp Nou, de Barcelona, aprobaron sumarle un espónsor en la denominación para conseguir más fondos. Si bien luce difícil que un privado se acerque para invertir en el Minella en las condiciones que se encuentra actualmente, en el Ejecutivo municipal no descartan esta opción.

 

Más partidas en el Presupuesto

Entre los más de 20 pedidos de modificaciones al Presupuesto 2022 la oposición solicitó incluir un fondo específico para abonar el estudio que debe hacer la UNMdP sobre la platea techada del estadio.

La petición concreta es el requerimiento al Ejecutivo para que “disponga una partida presupuestaria durante el ejercicio 2022 destinada al pago del informe técnico especializado, que incluya el correspondiente análisis de las patologías estructurales y las recomendaciones técnicas para la conservación edilicia y puesta en valor del Estadio Mundialista”.

La moción llegó justamente luego de que Macció reconociera que el mencionado informe no  fue incluido en el Presupuesto 2022. “Resulta imprescindible que el estudio técnico aborde la problemática desde un enfoque de especialización en patologías estructurales en ciudades marítimas”, esgrimieron desde el Frente de Todos.

 

El perjuicio para los clubes

El deterioro del Minella a lo largo del tiempo también ha privado a la ciudad de organizar el tradicional Torneo de Verano, que congregaba a los grandes equipos del país.

El último superclásico de verano fue en 2018, mientras que en 2019 se disputaron algunos encuentros amistosos durante la época estival. La pérdida de estos eventos también tiene su impacto en la economía de los clubes locales. Las más de 30 entidades que integran la Liga Marplatense de Fútbol percibían el 7% de todos los ingresos relacionados al emblemático torneo con el que hoy no cuenta la Comuna.

El abandono del Estadio Mundialista

El Ente Autárquico Mundial ´78 comenzó la construcción en 1977. La estructura permanece inalterada desde entonces.
 

Una donación que generó cruces

Semanas atrás, el Ejecutivo Municipal elevó un pedido de autorización al Concejo para aceptar la donación de 500 litros de pintura con destino al Estadio Mundialista por parte del club Alvarado.

Durante el debate en comisión, desde la oposición del Frente de Todos consideraron “lamentable” que se piense en una donación ante el “estado de abandono del Minella”, y que espera decisiones del Ejecutivo sobre la problemática. En Juntos por el Cambio esgrimieron que la falta de mantenimiento del estadio “ha atravesado las diferentes gestiones”. Además ponderaron la inversión anual de alrededor de “$10 millones” que hace el Municipio para “abrir el estadio” y que se jueguen partidos.

 

El deterioro de los escenarios

Un informe del Emder previo a la clausura de la platea cubierta ya advertía sobre los problemas de infraestructura no sólo en el Minella, sino también en los otros escenarios que integran el Parque de Deportes. “El limitado presupuesto para la realización de obras compromete la capacidad operativa del Emder, implica riesgos de seguridad pública y un deterioro de las capacidades deportivas de los escenarios”, sostuvo el director general de Infraestructura, Martín Rosales.

Las obras que se plantearon se extienden a la reconstrucción del muro de contención de la pista principal del Patinódromo, tareas de iluminación en la pista de atletismo y distintas obras de acondicionamiento en el natatorio, el Hockey/ Velódromo y el Polideportivo Islas Malvinas.