Mar del Plata, Bs As.
Lunes, 27 enero 2020
Revista Num. 865
El jefe de Gabinete aclara todas las dudas sobre el arranque del Gobierno, marca las prioridades y dice que descubrieron una deuda con proveedores de $70.000 millones. Afirma qu...
Ver Revista
Revista BIANCO SOBRE NEGRO

Revista Num. 865
Ver Revista
INTROSPECCION
La intimidad en tu año: desafiate en el 2020
La Tecla te invita a reflexionar acerca de tus prácticas sexuales hasta el momento y responder un test a fin de reconocer tus éxitos y establecer nuevas metas de cara al año que comienza
La intimidad en tu año: desafiate en el 2020
Hacia fin de año y en medio de la vorágine por las actividades inconclusas, los compromisos y los pendientes, las personas suelen hacer un balance anual. 
Entre los tópicos aparecen los relacionales, tales como los vínculos amorosos y familiares y las amistades; los laborales, entre los que se ubican los éxitos y fracasos profesionales; y las metas que habían estipulado a comienzo de año pero que ahora se bifurcan entre los propósitos alcanzados y los aún pendientes. Además aparecen los sueños cumplidos y los que serán motores a corto, mediano y largo plazo en el siguiente año. 
Seguramente, ya realizaste tu análisis de 2019 o, al menos, pensaste hacerlo en algún momento. Pero hay un balance que, pese a ser igual de importante que los otros tópicos, nadie toma demasiado en cuenta: la evaluación de su desempeño sexual. 
En este aspecto es interesante remarcar que lo único que nos puede llevar a alcanzar 
la plenitud en el terreno de la intimidad es conocer aquello que nos gusta, enloquece y excita. Todo esto dejando de lado las premociones y los tabúes que hay alrededor de la materia sexual, porque, como es sabido, acá no hay recetas.
Para hacerlo de manera correcta, primero te aconsejamos establecer algunos criterios que estarán intrínsecamente vinculados a cómo entendemos la sexualidad y el sexo. Es decir, el balance no tiene que ver únicamente con el número de conquistas, de maratones sexuales o de veces que hayamos alcanzado el clímax; así como tampoco debe estar basado en las opiniones o percepciones de nuestra pareja o eventual partenaire. 
Para que sea realmente un balance propio y sincero tiene que ser individual, es decir, debe realizarse en completa soledad y sin ningún tipo de influencias, porque la presión de la mirada ajena podría incidir en algunas de las respuestas. 
Una vez solo/a te proponemos formularte varias preguntas que correrán en dos direcciones: vos como persona individual y vos como un ser en relación con otros. 
En esta línea podrás cuestionarte: ¿Cuán importante es el sexo para vos?, ¿Qué relación tiene la práctica sexual con tu bienestar físico y emocional?, ¿Qué pide tu cuerpo y tu mente?, ¿Hasta dónde estás dispuesto/a a llegar?, ¿Qué importancia le das al otro en una relación íntima?, ¿Te preocupás por su disfrute?, ¿Qué estás dispuesto/a a dar y qué te gustaría recibir?, ¿Te atrevés a dialogar antes, durante y después de la cama sobre tus gustos y preferencias?
Así podríamos seguir enumerando una infinita cantidad de preguntas, pero ¿para qué?.
Hacer un balance nos permitirá conocer nuestras fortalezas, debilidades y oportunidades para reencontrarnos con nosotros a fin de saber qué mejorar y así vivir una vida sexual satisfactoria y plena. Porque, al fin de cuentas, no hay que olvidar que el sexo es una arista más del bienestar de las personas. Y como lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad”. 
Hacer este juego de revisión nos permitirá dar cuenta de que muchas veces estamos influenciados por prejuicios, premociones y sobreexigencias sociales, que no necesariamente responden a nuestros intereses personales. 
Así que, ya sabés, acá encontrarás todas las herramientas necesarias para analizar tu 2019, 
ver de qué lado te da la balanza y pensar qué cosas estás dispuesto/a a hacer para alcanzar tu plenitud sexual de cara a este 2020, que acaba de comenzar. 
Mejorá tus experiencias
- Ejercitar. Hay una frase muy popular que reza: “La práctica hace al maestro”. La única manera de mejorar en el terreno sexual es ejercitar. Esto te permitirá redescubrirte y sentirte más seguro/a.
- Estar atento/a a tus 
sentidos. Alrededor de la sexualidad hay muchos mitos y creencias, pero el goce depende de cada uno, y acá no existen recetas. Descubrí qué te gusta, excita y enloquece.
- Animate a jugar. Cada quien tiene su punto fuerte a la hora del sexo, y una práctica que lo hace delirar; no dejés de llevarlas a cabo, pero tampoco te anclés a esos caballitos de batalla, porque terminará por volverse rutinario.
- Tené en cuenta que la sexualidad es mucho más amplia que la penetración. Poné en juego los cinco sentidos.
Tips para realizar de a dos
- Descubrir nuestra identidad sexual. Entregarnos y atrevernos a jugar para vivir nuevas experiencias.
- Comunicación. Es clave en todos los aspectos de la vida, y compartir nuestros gustos y preferencias con nuestra pareja nos permitirá disfrutar en conjunto. Hablar sin tapujos antes, durante y después del encuentro.
- No ser egoísta, ni postergarnos. Somos tan responsables de nuestro placer como del del otro; es decir, el sexo es un camino en conjunto, y disfrutar depende de dos.
- Dejar de lado los pudores. No temas improvisar, proponer nuevas posiciones, prácticas y juegos. Alimentar la pasión depende de vos.
- Alimentar la fantasía. Lecturas y películas eróticas, filmes pornográficos, juegos y juguetes; todo es válido a la hora de ponerle un condimento a la pasión. Investiga cuál va con vos.
Alimentá la pasión
La rutina es el peor enemigo de la pasión. Buscá innovar, animate a proponer y huí de la cama. Recorré las distintas habitaciones de tu hogar y, si sos más osado/a, probá la adrenalina de hacerlo en un lugar prohibido.
Cambios de temperatura
Ideal para verano. Animate a jugar con un cubito de hielo por las zonas erógenas de tu pareja y haciendo intervenir a tus labios. Para quienes son más friolento/as hay una variante caliente: la boca será indispensable y la bebida, una infusión tibia.
Encendé la pareja
Una manera de alimentar el deseo en la pareja es comenzar los preliminares mucho antes de que se efectúe el encuentro. ¿Cómo? Que el teléfono sea tu aliado. Podés sorprender a la otra persona con un mensaje subido de tono anticipándole lo que le espera o mandarle alguna foto sensual. En caso de elegir la segunda opción, no mostrés tu rostro, ni marcas características.
Jugá con todos los sentidos
Potenciar los sentidos favorecerá a lograr un encuentro íntimo pleno y vigoroso. 
Desconectar el cerebro y olvidar nuestro lado más racional nos llevará a explorar con otros sentidos más allá de la vista: el olfato, el tacto, el gusto… Para potenciarlo, te aconsejamos incluir vendas, plumas y esposas. Anular un sentido estimulará otros.
Test sexual
Respondé las siguientes preguntas y descubrí para dónde da tu balanza sexual: ¿Desconexión total, rutina o explosión de placer?
¿Quién tuvo más veces la iniciativa en tu pareja?
 A) Eso es el rol masculino 
 B) Mi pareja / Partenaire sexual
 C) Fue equilibrado: mitad y mitad
¿Cuántas veces tuviste sexo en el año? 
 A) Me sobran los dedos de una mano para contarlas
 B) Fantaseé más de lo que concreté 
 C) Puf... Siempre era buen momento
¿Cumpliste alguna fantasía sexual?
 A) Pensar en eso es perder el tiempo 
 B) Sí, alguna vez lo iniciamos fuera de la habitación
 C) No sé si me queda alguna pendiente
¿Te tomaste el tiempo de preparar el ambiente para algún encuentro?
 A) No, la onda romántica no es mi tipo
 B) Para el aniversario 
 C) Ocasionalmente, para sorprender
¿Te compraste ropa interior sexy?
 A) No, prefiero lo cómodo 
 B) Todavía tenía la del año pasado y estaba bien
 C) Sí, mucho encaje, animal print y algún símil cuero
¿Practicaste alguna tendencia sexual? 
 A) ¿Hay modas de sexo?
 B) Alguna, pero no me sentí a gusto 
 C) Sí, cada una de las que veía en las revistas 
¿Recurriste a libros eróticos o filmes pornográficos para calentar motores?
 A) ¿Calentar motores? ¿Para qué?
 B) Sí, pero no es algo que me motive
 C) Hice una lista de favoritos
¿Mandaste algún mensaje o foto hot?
 A) No, jamás
 B) Algún mensaje sugerente, pero me da miedo que me descubran 
 C) ¡En ese orden!
¿Cuántas posiciones pusiste en práctica?
 A) La fetal, para dormir 
 B) Las clásicas, como el misionero o la cucharita
 C) Se me acabó el Kamasutra tradicional y descubrí el japonés
Mientras tenías sexo pensabas en...
 A) Los quehaceres y tareas pendientes
 B) Terminar para dormir 
 C) Cómo seguir innovando
¿Le pediste lo que te gustaba al otro?
 A) No, de eso no se habla 
 B) Algunas cosas, otras me dan pudor
 C) Obvio, igual se lo hacía notar
¿Para qué te eventos te produjiste más?
 A) Para ir a trabajar
 B) Para algún cumpleaños
 C) Me gusta estar siempre listo/a
¿Fuiste más allá de la cama y de la habitación? 
 A) ¡Jamás en la vida! 
 B) Recorrí toda la casa 
 C) ¡Hice un tour por la ciudad!

 
COMENTARIOS
  • Genéricos