ELECCIONES
18/06
Alquimia o realidad, el dilema de Gustavo Pulti
El ex intendente forma parte de la mesa chica de Florencio Randazzo, pero hoy no sabe si competir en ciudad, Provincia o Nación. Mientras conversa con otros actores, cavila el armado local, donde los últimos experimentos no le han salido bien, con el peligro de caer preso de la polarización.

La tercera vía en Mar del Plata tiene hoy como uno de sus abanderados a Gustavo Pulti, el ex intendente municipal en el período 2007-2015, quien hoy delibera entre candidatearse en la ciudad, la provincia o Nación. 

El líder de Acción Marplatense forma parte hoy de la mesa chica de Florencio Randazzo. Por caso, hoy, a las 18:30, encabezará un Zoom junto al ex ministro del Interior y otros dirigentes como Graciela Camaño y Juan Manuel Urtubey bajo la temática “Seamos protagonistas, hagamos despertar al país”.

El ejemplo expone que ante esta alternativa del peronismo “no k”, el ex jefe comunal habla como un dirigente nacional o provincial, más que como un futuro edil. Pero hoy no hay definiciones al respecto. Lo que sí se presume es que, en la Quinta Sección Electoral, Pulti pierde peso específico, teniendo en cuenta que su principal capital político reside todavía en Mar del Plata.

El armado de Vecinalistas, por el momento, no generó una presencia territorial suficiente para que pueda soñar con ser senador, independientemente de cualquier acuerdo con Randazzo. Ahora bien, habrá que ver cuál es el grado de confianza con quien abandonara el kirchnerismo post 2015 para poder ocupar un lugar prioritario en la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires.

Pulti mantiene periódicamente Zooms con Randazzo

Aún en terreno de indefiniciones, Pulti no cierra ninguna puerta. El ex intendente, según supo este medio, se reunió hace dos semanas en CABA con Sergio Massa y con personas de extrema cercanía a Cristina Kirchner. ¿Deshoja la margarita? Mientras tanto, vio frustrada, días atrás, una posible reunión con Joaquín de la Torre, otros de los que busca pisar fuerte en territorio bonaerense, en una tensa calma con Juntos por el Cambio.

El dilema para el dirigente es que, si no quiere encabezar la lista de concejales de Acción Marplatense, ¿a qué alquimia electoral acudirá tras los fracasos de los últimos dos comicios de medio término? En 2013, todavía en el poder, el pultismo cosechó el 17,59% de los votos con el médico Alejandro Ferro a la cabeza; quedó muy lejos del 30,48% conseguido por el Frente Cívico y Social, liderado por Vilma Baragiola (UCR). Ni hablar de lo que fue el 2017, cuando Marcelo Artime fue el primer candidato a concejal y obtuvo un penoso 4,1%.

Hoy el nombre del médico vuelve a sonar para la futura lista, y podría estar acompañado por dos mujeres de mucha confianza en el seno del partido vecinalista. Por lo pronto, si avanza esta opción, corre riesgo el futuro de Acción Marplatense: la prolongación del ego de Pulti.

Otra opción podría ser que encabece la lista local y deposite a alguien cercano, como Horacio Taccone, el presidente del bloque en el HCD, para recalar en la Cámara Baja, apostando por la construcción del randazzismo en el largo plazo-con Mar del Plata como punto de partida-, y a la supervivencia de Acción Marplatense en un escenario polarizado.

En los últimos comicios, el pultismo cosechó el 11,03% de los votos. De no presentar un candidato con suficiente peso específico, todo parecería indicar que sería fagocitado por la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.