MOVIMIENTOS
28/07
Indefinición en el Ejecutivo por los reemplazos en Asuntos de la Comunidad y el Puerto
Tras el alejamiento de Nicolás Lauría y su equipo de las filas oficialistas, el intendente deberá llenar los casilleros vacíos. Por ahora, no habrá nuevos nombramientos.

 

El Ejecutivo que conduce Guillermo Montenegro mantiene un fuerte hermetismo e indefiniciones en torno a los reemplazos de los funcionarios que respondían al edil Nicolás Lauría, tras su alejamiento de las filas oficialistas.

Vale recordar que el basquetbolista creó, días atrás, la nueva corriente “Creciendo Juntos”, que tiene como principal armador a Daniel Luna, cuñado de Lauría. Y que, además, es una especie de escisión del Partido Fe, espacio que en Provincia y Nación juega para el Frente de Todos.

En este marco, la renuncia del concejal a la presidencia del bloque de Vamos Juntos tuvo como agregado la partida de otros cinco funcionarios: Franco Luna, el subsecretario de Asuntos de la Comunidad; Martín Bouchet, quien se desempeña como director general en la misma área; Luis Ignoto, el delegado del Puerto; los directores de esa dependencia, Adrían Marino y Francisco Varela; y, por último, Juan Iglesias, director general de Relaciones con ONG’s. 

Según pudo averiguar este medio, Montenegro no avanzará en nuevos nombramientos tras la sangría de funcionarios. Fuentes del Municipio esgrimen que ni siquiera está todavía el decreto con la aceptación de las mencionadas renuncias, con lo cual los tiempos se pueden alargar. La definición del cierre de listas y los resultados de las próximas elecciones terminarán de acomodar el tablero para colocar las fichas en el próximo Gabinete, sujeto a los nuevos acuerdos de gobernabilidad del jefe comunal.

A las vacantes que dejó la ruptura entre Montenegro y Fiorini, se agregan puestos sensibles. Asuntos de la Comunidad tiene el objetivo de acompañar y supervisar el funcionamiento de las asociaciones vecinales de fomento en General Pueyrredon, además de supervisar y ampliar los convenios que la comuna firma con las entidades para la delegación de servicios y construcción de pequeñas obras. Es un puente para el vínculo del Municipio con los vecinos, y una vía importante para ganar territorialidad, más en un año de elecciones.

En este marco, en más de un año y medio de gestión, de Franco Luna y su equipo recibieron cuestionamientos, como en el caso del barrio Fortunato de la Plaza. 

Por su parte, la delegación Puerto es otro puesto sensible, ocupado por uno de los pocos sobrevivientes de la gestión de Carlos Arroyo. Ignoto también ha recibido críticas por tener poca presencia en la zona a pesar de los problemas, los cuales se agudizaron con la llegada de la pandemia. Principalmente, en lo que respecta al reparto de alimentos y el acondicionamiento de las calles.