MAR DEL PLATA
25/11
Movimientos intensos en el peronismo en Juntos y la sorpresa por ¿un nuevo aliado?
Montenegro se metió de lleno en las elecciones de UTHGRA. Ruido en el Frente de Todos por la invitación especial de Iriart al intendente. El funcionario al que sus pares le restan apoyo.

Los realineamientos tras las elecciones del 14 de noviembre encuentran las aguas agitadas en el peronismo marplatense. Y no solo en el Frente de Todos, sino también en los diversos sectores que tributan a la alianza gobernante de Juntos, con señales que dieron que hablar en las últimas horas.

En el ámbito sindical, la feroz interna de cara a las elecciones en UTHGRA promete un escenario de conflictividad en ascenso hacia el 2 de diciembre, fecha de los comicios donde en la ciudad se enfrentarán la oficialista Nancy Todoroff y el opositor Pablo Santín. Y minutos después de que el Ministerio de Trabajo de la Nación convocara a una audiencia por la impugnación al padrón que presentó Santín, el intendente Guillermo Montenegro tomó partido.

Junto a Alejandro Rabinovich, ayer visitó el Centro de Formación Laboral 450 y la Escuela de Hotelería y Gastronomía, donde destacó la “gestión y trabajo” de la dirigencia local de UTHGRA. “El nivel de insistencia de Mercedes Morro y Nancy Todoroff para defender el sector durante todo este tiempo habla de la representación con la que cuentan los trabajadores”, señaló.

“Es importante tener una representación que busca mejorar servicios pero sobre todo que piensa en mejorar el laburo”, aclaró, por si no quedaban dudas de su alineamiento.

 

 

 

“Un huevo en cada canasta”

Primero sorpresa, luego indignación y finalmente enojo. Esa fue la sucesión de sensaciones que atravesaron referentes locales del Frente de Todos cuando comenzó a circular la fotografía de un divertido Guillermo Montenegro como invitado de honor de Rodolfo “Manino” Iriart al Festival PEP!, que el fin de semana congregó a unos 20 mil jóvenes frente al Museo MAR.

“No me canso de decir lo mucho que me alegra que se realicen estos eventos donde nos reencontramos, disfrutando juntos de nuestra hermosa ciudad. ¡Felicitaciones a todos los que lo hicieron posible, nos vemos el año que viene!”, expresó el mandatario comunal, junto al director del Correo Argentino.

“Como lo hizo con Vidal, está poniendo un huevo en cada canasta”, expresó con el ceño fruncido un importante hombre del peronismo local. La referencia era a cuando en tiempos de gobierno de la ahora diputada nacional por CABA, Iriart mantuvo un acuerdo que le garantizó el control del Complejo de Punta Mogotes con su alfil Charly Amud.

 

Piden pista, aunque a uno no le reconocen conducción

El subsecretario de Inspección General, Marcelo Cardoso, está confiado en que crezca su ascendencia en el gobierno municipal. Por lo bajo, ya presenta sus intenciones de llegar a la Legislatura en 2023 con la esperanza de ocupar un cargo expectable en la próxima lista de diputados provinciales.

Muestra como principal credencial la comandancia regional de Peronismo Republicano, el sello de Miguel Pichetto desde el cual busca aglutinar la dirección del peronismo marplatense en Juntos. Sin embargo, según supo este medio, ni los propios “pichettistas” locales no reconocen su conducción, muchos menos los de otros partidos.

Ante un gobierno municipal que ve compleja las relaciones con Provincia en 2022, se apuntará a afinar la sintonía con Nación. La llegada de fondos será clave para dar respuestas a algunos de los varios problemas estructurales de la ciudad, que en la salida de la pandemia deberá mostrar gestión hacia 2023.

Y un nombre comienza a sonar, el de Mario Riciutto, sindico de Obras Sanitarias, a quien se lo señala como un posible nexo informal con Casa Rosada. El funcionario sanitario, reconocen en el Palacio Municipal, cuenta con llegada directa al jefe de Gabinete, Juan Manzur.