DEFINICIONES
06/04
Expectativa en el Ejecutivo por las nuevas restricciones
Con récord de casos en el país desde que inició la pandemia, Nación y Provincia planean cortar la circulación entre las 22 y las 6, o a partir de la medianoche. En el Municipio se muestran cautelosos y aguardan el anuncio oficial de las próximas medidas.

El récord de casos diarios reportados por el Gobierno Nacional-se confirmaron 20.870 contagios en las últimas horas-encendió las alarmas en todo los puntos del país, y General Pueyrredon no es la excepción.

En este marco, las autoridades de Nación y Provincia barajan distintas alternativas para mitigar los contagios y profundizar la vacunación, con énfasis en los adultos mayores. La ministra de Salud, Carla Vizzotti, planteó hoy la necesidad de un “esfuerzo concreto” durante las próximas semanas para combatir la segunda ola del coronavirus.

Asimismo, a la tarde, se llevó a cabo una reunión entre Vizzotti, el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, sus pares de Provincia y Ciudad de Buenos Aires, Carlos Bianco y Felipe Miguel; el titular de la cartera sanitaria porteña, Fernán Quirós; y el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak.

Según trascendió, los funcionarios plantearon la posibilidad de incrementar las restricciones horarias, ya sea de 22 a 6, o a partir de la medianoche. Se trata de algo que, en principio, impactaría de lleno en la gastronomía, el lugar por excelencia para la nocturnidad. En este sentido, desde el sector, a nivel local, ya habían manifestado su desacuerdo con los límites vigentes a la circulación, de 2 a 6.

Del lado del Ejecutivo Municipal conducido por Guillermo Montenegro, se maneja cautela por estas horas. Según pudo consultar este medio en relación a alguna posición tomada en torno a las nuevas restricciones, la respuesta fue tajante: “No vamos hablar hasta que no sepamos para quién es y cuándo se aplican las medidas”, señaló alguien del círculo íntimo del intendente. 

Hasta el momento, el municipio no cumple con los requisitos para ser considerado un distrito de riesgo alto; aunque se encuentra actualmente “rodeado” de localidades vecinas que sí se encuentran en alerta, como Balcarce y General Alvarado.

No obstante, la preocupación está instalada, sobre todo si se tiene en cuenta que aún no hay registro del impacto epidemiológico que tuvo la llegada de turistas a Mar del Plata durante Semana Santa. En el último fin de semana largo la ciudad recibió 177.171 visitantes. 

Fuentes ligadas a la Secretaría de Salud precisaron que ha habido un incremento en los llamados al 107, pero no al mismo nivel que el pico del año pasado. “La gente ahora está informada, sabe cómo proceder y aislarse”, plantearon desde la cartera.

En esa línea, comienzan a ser postales en la ciudad las largas filas de personas esperando a ser hisopadas. Por caso, en el CEMA (Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias) se habla de 150 metros de cola. “El incremento de casos lo vamos a tener como en todo el mundo y el país, no vamos a ser la excepción. El sistema de internación está bien, hay margen. El Hospital Modular está cerrado porque le dieron licencia al personal, así que los pacientes Covid están internados en el Interzonal. Veremos que pasa en los próximos días”, agregaron a La Tecla Mar del Plata